Blogs

Alfredo Del Castillo

Desde mi banquillo

Falta de concentración, pasividad… y a un punto del Alavés

Bautista disputa un balón ante Varane. EFE

Bautista disputa un balón ante Varane. EFE

Real Madrid y Real Sociedad reeditaron en el Bernabéu uno de los clásicos de la Liga Santander, un encuentro que se ha vuelto a retomar tras el paréntesis motivado por la ausencia del conjunto donostierra en la máxima categoría. Un partido en el templo del fútbol no es un choque cualquiera y eso lo sabían los entrenados por Eusebio. Además, el equipo merengue llegaba tras haber dejado escapar de su estadio la friolera de 13 puntos (3 derrotas y 2 empates) y con un público de uñas tras el empate en el campo del Levante.

Eusebio Sacristán se encontró con la mala noticia de la (maldita) lesión de su referente en punta, Willian José. Por ello, el de La Seca optó por convocar a 20 jugadores. Míster, lo tenía fácil. Sin ser ventajista, cabe decir que lo que funciona no se cambia. Sé que se caía su jugador referencial, pero esto lo arregla con los mismos que jugaron ante el Deportivo y con un jugador de perfil parecido al brasileño: Imanol Agirretxe. Sin embargo, Eusebio colocó a Juanmi en punta, con Canales y Oyarzabal en banda, con Illarra más retrasado y Zurutuza recién salido de una lesión. ¿Resultado? El equipo se desplomó como un castillo de naipes. En un encuentro ante un rival de tanto nivel no se puede tener una falta de concentración tan lamentable. Y es que a los 40 segundos, en el primer centro al corazón del área realista, Lucas Vázquez remató en él área chica para hacer el primer gol. Además, los futbolistas de la Real en banda se mostraron muy pasivos ante un conjunto blanco que se caracteriza por el gran recorrido de sus bandas, tanto en la derecha (Carvajal-Lucas Vázquez) como en la izquierda (Marcelo-Asensio).

Fuimos un coladero de tal magnitud que nos metieron cuatro en esta primera mitad… más dos tiros que se estrellaron en el palo. Los futbolistas de la Real se miraban como pensando: nos entran por todos los lados, nos ganan todos los duelos nos están dando un repaso de los grandes, son un rodillo, nos va a caer la del pulpo… y ante esta avalancha solo hacemos tres faltas. Fuimos unas madres y no tiramos a gol en todo este primer acto. O dicho de otra forma, competimos con armas de fogueo y con un rendimiento tan ridiculo que el público del Bernabéu no reconoció a esta Real, un equipo triste, ramplón, sin espíritu, sin alma, sin gol, sin jugadores comprometidos e implicados. El primer acto de partido resulto soporífero. Y eso que sólo nos metieron cuatro, porque por ocasiones merengues…

En el segundo acto el equipo de Zidane se dejó llevar con un marcador tan favorable. Bajó el ritmo y pensó más en su competición estrella, sí, la Champions League. De ahí que el partido se enfrió. Y entonces Bautista aprovechó para marcar un buen gol. Pero Cristiano, que nos tiene cogida la medida con 15 goles en 7 partidos, volvía a ampliar la ventaja local tras aprovechar un error de Rulli en el despeje para marcar. Posteriormente, la Real maquillaba la goleada con un gol de Illarra, quien aprovechaba un descontrol defensivo. Y gracias a que Cristiano y Benzema no acertaron en sendas ocasiones claras de gol… Ahí murió un partido en el que los de Eusebio dieron una pésima imagen. Compitiendo de esta manera, miraremos más para los puestos de abajo que para los que se pusieron como reto a comienzos de temporada. Así que, atentitos. Porque solo estamos a un punto del Alavés.

Temas

Sobre el autor

Entrenador de fútbol y tinerfeño. Ha pasado por multitud de banquillos guipuzcoanos, entrenando a equipos como el Lagun Onak, Beasain o Real Unión, entre otros, antes de recalar en la Real Sociedad en 2001. En el club txuri urdin estuvo nueve temporadas en varias fuciones, como la de ayudante de Periko Alonso o de Gonzalo Arconada.

febrero 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728