Diario Vasco
img
Categoría: Fútbol
El que se quiere ir se va

Billabona, Loren, Elustondo y ahora Iñigo Martínez son algunos de los jugadores que por diversos motivos han cambiado de bando en la historia del Club guipuzcoano. Estos tomaron la decisión de dejar la Real para unirse al Athletic, y estoy seguro que en el futuro habrá más jugadores que sigan los pasos que ha tomado esta vez Iñigo Martínez teniendo en cuenta cómo está montado este ‘futbotele’ negocio donde lo que prima es el poderoso caballero ‘don dinero’.

El fichaje del defensa de Ondarroa por el eterno rival txuri-urdin ha causado tal impacto que todo Euskadi habla, comenta y opina de ello. Algunos se han tomado este cambio de camiseta de Iñigo con sorpresa, indignación y tristeza, otros, sin embargo, con alegría.

Como es comprensible, a los abonados y accionistas de la Real Sociedad no les ha gustado demasiado esta jugada inesperada del ondarrutarra. Su reacción de enfado es plenamente comprensible ya que estamos hablando de un jugador referente, ejemplo de los jóvenes de la cantera, mejor defensa y capitán con mando en el vestuario. De la noche a la mañana uno de los pilares de Eusebio se ha ido a potenciar a su rival máximo, y la Real Sociedad no ha tenido margen de acción para que el defensa no cruzara el peaje. La oferta ha sido de tal magnitud que el consejo no ha podido abortar la operación puesta en marcha de la inesperada estrategia del conjunto rojiblanco. Los vizcaínos han puesto 32 kilitos sobre el tapete quedándose con el futbolista más potencial de su línea de cuarto. Jugada maestra de Urrutia y su dirección deportiva.

Durante la pre-temporada se ha visto muy claro que Iñigo quería salir, pero según tengo entendido un inquieto aconsejador del jugador activó un plan que paró en seco su fichaje por el Barça de Valverde, su gran valedor.

Con los 65 kilos el Athletic de Bilbao tenía más peligro que Espinete en una tienda de globos. Cuando este equipo se fija en un jugador no va de farol. Tras aprender de los errores cometidos con Zubiaurre, primero contactaron con el aconsejador del de Ondarroa y este se lo comentó al futbolista. Finalmente se comunicó al representante del defensa, informándole, además, de las condiciones que los vizcaínos ofrecían por la incorporación de Martínez en el equipo rojiblanco. Las oportunidades son pocas, y no podían dejar escapar esta fantástica propuesta, menos cuando ansías salir de tu club. Iñigo, tranquilo, el Athletic ha puesto el dinero de tu libertad sobre la mesa, nada nuevo en esta ley de la selva en el que tiene billetes es el más fuerte. El de Ondarroa se ha marchado porque él quería irse y cuando esto ocurre solo se puede decir una cosa: no hay más preguntas señoría.

El fichaje del defensa es el más caro de la historia de los leones, y reabre viejas rencillas entre ambos clubes. Pero ahora la Real Sociedad, con una economía al alza y los jugosos 32 millones de euros de los vizcaínos, debe mantener la cabeza fía y ser fiel a su filosofía de ‘primero la cantera y después jugadores potenciales foráneos’. En este caso parece que debemos mirar más allá del Club ya que lo que ahora mismo hay en casa no parece que dé el nivel de exigencia de LaLiga.

En estos momentos la historia de Iñigo Martínez no nos puede despistar ni un segundo, porque es muchísimo más importante reconducir la trayectoria del equipo en la Liga. Ahora solo toca pensar en sumar tres puntos ante un peligroso y reforzado deportivo. Y recordad, Iñigo se fue porque él quiso.

Ver Post >
Más de lo mismo: Posesión sí, pero inoperantes en ataque

Real Sociedad vs celta-21.1.18-Donosti-Fotos José María López

Real Sociedad vs celta-21.1.18-Donosti-Fotos José María López

La Real Sociedad y el Celta de Vigo eran dos equipos a los que sus entrenadores les gustaser protagonistas desde la posesión del balón para después buscar la ocasión y el momento de ser eficaces de cara al marco rival. Es una metodología de trabajo en la que ambos entrenadores se han formado con este formato de juego en la Masia, donde uno y el otro han aprendido de Cruyff y de Pep Guardiola o Luis Enrique. Queda claro que los dos adoran el balón y su continuidad en el juego.

La dificultad que estaba teniendo el equipo de Eusebio para ganar los partidos de Liga y Copa asoma de nuevo porque es verdad que de los últimos nueve encuentros oficiales jugados solo se le ganó al Sevilla. El resto de encuentros son empates y partidos perdidos. Cuando aparece esta dinámica, el conjunto se cae como un castillo de naipes y se desploma en la clasificación a los puestos  donde no te juegas nada y todo esto con un componentes de errores defensivos muy groseros y alarmantes.

Comenzó el encuentro con una Real muy enchufada y muy metida en el partido y sabiendo que cuando no era poseedora del balón tenía que realizar una presión muy alta al inicio de salida de balón del equipo Gallego. Así, después del robo estaba más cerca del área del meta Rubén Blanco y con esta táctica la defensa estaría muy adelantada y las líneas muy juntas para realizar continuas ayudas. El guión fue de muchos ataques por el costado de un activo y muy en forma Sergio Canales y la velocidad endiablada de un imparable Odriozola, donde el medio de banda Sisto nunca pudo pararlo. Se puso el partido de cara. A los nueve minutos, con un centro desde ese activo costado y un remate con despegue vuelo y contacto de un poderoso Willian José, gran gol robándole la cartera a Hugo Mallo. Pero, por lado, estaba un jugador que a espaldas de un débil Kevin nos hacía mucho daño y ese futbolista era un talentoso Iago Aspas, que se movía como pez en el agua entre líneas y llevaba todo el juego de ataque de los entrenados por Unzué. En un cambio de orientación sorprende desde atrás Hugo Mallo y Juanmi, a escondidas, mete el brazo y lo caza el juez de banda penalty que marca con habilidad y sangre fría. En esos momentos es un partido de alternativas y de ida y vuelta a ambas porterías. Y en otra entrada. por el costado derecho. donde se hacía todo el daño, Sergi Gomez derriba a Zubeldia y Mateu la Hoz decreta el penalty. Lo lanza a romper Willian a José y lo estrella contra el larguero. Poco después es Rulli quien para con el pie un mano a mano con Sisto. Terminó este periodo con un córner que desvió a su propio marco Wass y despejó con ambos puños el portero Rubén. No hubo tiempo para nada más y así nos fuimos al vestuario.

El segundo acto comenzó con una insultante posesión del balón del equipo de Eusebio, pero ese dominio siempre terminaba en el balcón del área del conjunto gallego que, con una defensa rocosa y muy implicada en tareas defensivas, despejaba una y otra vez las llegadas del equipo donostiarra. Ante este dominio las oportunidades de gol brillaron por su ausencia ante el marco de Rubén. Fueron casi veinticinco minutos de dominio ante un equipo que apostó por repliegue y contra con tres líneas de juego muy juntas y muy difíciles de superar. Pero amigos esto es fútbol: setenta y tres minutos de juego, falta que acaba en córner y de ese saque de esquina,  Maxi Gomes, con la sorprendente marca de Zubeldia, marca el segundo gol del encuentro. Ante esta situación mueve ficha Eusebio y quita a Canales, Juanmi y Prieto por Oyarzabal, Januzaj y Imanol Agirretxe, que juega de medio derecho entrando desde atrás por sorpresa ante la poblada defensa que montó Unzué.

Estos cambios no mejoraron para nada al equipo, es decir, se notó mucho la ausencia de Canales y la pillería en él área de Juanmi. Conclusión: Eusebio no acertó con los cambios y tanto fue así que los gallegos, con solo dos llegadas a las proximidades de Rulli, marcaron el gol del triunfo. Saltó como un resorte Unzué y colocó una línea de cinco en el fondo con Cabral en el eje de la zaga en plan líder y a partir de ese momento el muro fue de cemento armado porque la Real Sociedad no tiró entre los tres palos en todo estos cuarenta y ocho minutos de juego. Y cuando esto sucede y la efectividad es cero patatero el conjunto más eficaz se lleva los tres puntos en juego. Triste sí, muy triste, pero este fútbol es así y Unzué cambió la posesión por la defensa impenetrable y se llevó tres puntos de oro ante una a Real inoperante en ataque.

 

Ver Post >
Muy vulnerables defensivamente

Partido de Liga entre la Real Sociedad y el Betis. Foto: Usoz

Partido de Liga entre la Real Sociedad y el Betis. Foto: Usoz

Los equipos de Eusebio Sacristán y Quique Setién son dos patrones de juegos cortados por la misma tijera. Ataques muy elaborados, continuidad en el juego de posesión y esperar la oportunidad para entrar bien por pasillos interiores o pasillos exteriores. La Real Sociedad añade su gran trabajo con el balón parado materializado por unos muy buenos especialistas tanto por la parte abastecedora como por la finalizadora y el desmarque como es el caso de Llorente y el poderoso Willian José con la colaboración de Raúl Navas.

Los dos equipos saltaron al verde de Anoeta entre una fina lluvia y un estado del césped extraordinario donde se podía observar que el balón corría de un pie para el otro de forma fantástica. Nos quedaba la incertidumbre de ver qué equipo se adueñaba del balón y qué equipo sería más equilibrado entre estos dos conjuntos que miran muy poco para atrás y mucho para adelante. Equipos que les cuesta defender cuando no son poseedores del balón.

Se vio un fútbol de festival con una gran borrachera de juego ofensivo. Un encuentro donde los continuos golpes de unos y otros se convirtieron casi siempre en goles. Estos partidos son una gozadera para los espectadores neutrales, pero una locurita para los aficionados tanto béticos como donostiarras ya que todo el potencial ofensivo, se ve luego relegado a las carencias defensivas de los dos conjuntos . Y fue el encuentro un corre calles que terminé en el primer acto con cuatro goles en el electrónico que señalaban el empate a dos goles.

Abrió la lata Sanabria en el minuto 5 al límite de la ley del fuera de juego para más tarde marcar de un certero cabezazo Willian José que creo desvía el defensor andaluz Guardado para después, en gran triangulación de Willian y Jose Kevin con un pase de la muerte a Oyarzabal que hace el dos a uno poniendo a los de Eusebio por delante. Pero en el minuto 28 en un balón detenido, Feddal ponía las tablas en el marcador. En este periodo la Real se apoderó del balón más tiempo que el conjunto de Quique Setién, que desde el minuto 28 hasta llegar al descanso sobro el sobeo del balón ya que falto sustancia y presencia en el área rival para volver a colocarse por delante.

Pero nada mas comenzar el segundo acto un gran pase de Guardado a Joaquín, que se cuela entre un Navas muy blando en esta acción y un Kevin muy lento, se planta solo ante Rulli y en el duelo individual lo bate por el costado izquierdo. Otra vez por detrás en el marcador. Pero como si fuera el verdadero festival de cine la historia se repite y Xabi Prieto escorado a la derecha engancha un gran pase de Juanmi y solo ante Adan vuelve a poner la igualada.

En esos momentos del juego la Real Sociedad vuelve a cometer los mismos errores de otros encuentros al defender casi en el limite de los dos campos y con muy pocas vigilancias y en un balón largo Sergio León termina un contraataque eléctrico con una velocidad brutal y de fuerte zambombazo marca por alto el cuarto gol del equipo verdiblanco en el minuto 84. La misma película de siempre, jarro de agua fría y a por el empate con la seguridad de que la pelota parada nos da para mucho. Córner que se lanza en el minuto 85 y Llorente viniendo desde atrás, como a el le gusta, de un brutal salto y potente testarazo pone el cuatro a cuatro en el casillero de Anoeta. Una vez mas la pelota parada nos da los puntos. Pero para no salir de la película del miedo, Sergio León nos pudo hacer el quinto en otra contra y cuando el balón se colaba lo sacamos en la misma raya de gol.

Nuestra Real Sociedad lleva cinco partidos seguidos sin ganar. Es un coladero en el aspecto defensivo. Un coladero en el cual no solo tienen la culpa los defensas, porque en este juego atacan y defienden todos y en estos momentos el equipo es extraordinario atacando y es un despropósito y un cúmulo de errores defendiendo. Por eso mismo somos uno de los equipos mas goleados del torneo. En este parón, Eusebio debe de ponerse manos a la obra y intentar cortar la misma hemorragia de goles de las semanas anteriores ya que somos un equipo muy vulnerable en el aspecto defensivo por los continuos desequilibrios que sufrimos en muchas fases del juego. Hay tiempo para parar esta hemorragia que sigue muy latente de goles.

Ver Post >
Efectividad, ambición y potencial de banquillo

Tras el parón por partidos internacionales de las selecciones vuelve La Liga y lo hace con un mes de septiembre muy calentito y cargadito entre Liga y Europa Legue ya que la Real Sociedad tendrá que jugar la friolera de seis partidos en este mes mas uno el 1 de octubre contra el Betis de Quique Setién

La Real Sociedad saltó al terreno de Riazor muy enchufada y sobre todo muy efectiva ya que los dos tiros a portería los convirtió en dos goles para el minuto cuatro del encuentro, el primero en la pillería de Odriozola sacando una falta rápido sobre Prieto para que este le devolviera el balón en pared, pero este lo olvida y en un pase milimétrico viendo la diagonal de Juanmi en el límite de la ley de un acrobático derechazo lo coló en la portería de un sorprendido Tyton. Más tarde en un córner desde el costado derecho del portero local un balón mal despejado al medio, Illarra al borde del área de un zambombazo espectacular lo aloja en las redes deportivistas.

Con la renta de dos goles de ventaja el equipo se vuelve conservador y poco a poco el conjunto de Pepe Mel nos va comiendo terreno adelantando sus dos líneas de a cuatro y en el minuto 27 en un balón no presionado, el central derecho Schar lanza un balón en diagonal a la espalda de Odriozola y un Adrián que se estira en el desmarque hace un gran gol con un sutil golpeo junto al poste izquierdo de Rulli. Nos entra el miedo en el cuerpo y sufrimos más de la cuenta hasta el pitido final de la primera mitad de partido. Ya no se veía esa Real Sociedad que con la continuidad en el juego y la posesión del balón te hace correr y desgastar al contrario.

La segunda parte arrancó con un Deportivo que jugó con la misma intensidad que en los últimos veinte minutos de partido del primer periodo y en el minuto 50 explotó el graderío con un balón que se defiende mal entre Illarra y Kevin (los dos muy blandos) al dejar centrar a Juanfran y éste con la zurda cuelga un balón al corazón del área y le ganan en el salto a Odriozola. Andone a la espalda de Aritz fusila a Rulli. Rugía Riazor y los jugadores de Eusebio no se creían lo que estaba pasando. Fue desde este momento cuando el míster ve que hay que tener mas el balón y sacrifica a un Juanmi goleador y profundo por un jugador más de tocar y conservar el balón como lo es Canales. A partir de ahí el equipo realista vuelve a tomar las riendas del encuentro con un Vela que con cada balón hace un daño brutal en las defensas rivales y un Llorente (sustituyendo al lesionado Iñigo) que a balón parado es un peligro inminente.

Y así llegó en el minuto 83 un saque de esquina muy mal defendido por parte local. Error de Adrián y Llorente consigue el tercero. Este gol fue hielo puro y duro para los de Pepe Mel que minutos más tarde vieron cómo Illarramendi entraba como Pedro por su casa y de un zurdazo colocó en el marcador el cuarto gol.

De los 68 partidos que ha jugado la Real con Eusebio de entrenador ha conseguido 102 goles siendo Agirretxe el primer goleador e Illarramendi el último. Es decir, dos canteranos. Pero es que además ésta Real esta copiando a la de la temporada 81-82 con tres victorias consecutivas al inicio del campeonato que son palabras mayores.

Amigos hay aún trabajo y éste comienza por defender mejor por los dos costados ya que tenemos muy buenos laterales ofensivos pero hay trabajo defensivo que mejorar, aunque también es verdad que la corrección de errores con nueve puntos de nueve es mucho mas fácil ya que estamos coliderando junto al Barsa y esperamos deseosos al Rosenborg en la Europa Legue y al Real Madrid en la Liga Santander.

Qué gozadera ya que pocos equipos hoy por hoy pueden cambiar el marcador después de igualarle a dos goles y dejar claro que los cambios del míster rival fueron en balde ya que se vio una Real dominante y ambiciosa que encontró puerta con suma facilidad por el talento que atesoran sus jugadores.

Ver Post >
Locurita de mercado

Se bajó la persiana, se cerró el mercado y la Real Sociedad fue un mero espectador de la locurita desatada desde tierras francesas porque el P.S.G., que fue un activo comprador en su objetivo de competir con los grandes de Europa, saltó por los aires la banca al gastar la friolera de 222 millones de euros por Neymar, tal y como hizo cuando se llevó a nuestro mejor lateral zurdo, Yuri Berchiche.

En nuestra Real Sociedad de momento con el míster Eusebio Sacristán, cada vez más fuerte y con más mando en plaza, han caído como agua de mayo estos dos triunfos consecutivos en la Liga Santander que te dan un subidón y una confianza fantástica para seguir compitiendo. Ya saben lo de partido a partido, pero es que hemos derrotado a dos rivales europeos como lo son el Celta de Unzué, derrotado en Balaídos y el Villarreal de Escriba, que fue bailado en una primera parte espectacular en Anoeta en la que cayeron 3 goles.

Ahora el reto es continuar sumando puntos en la competición doméstica y después clasificarse entre los dos primeros de grupo de la Liga Europa League para pasar ronda ante rivales difíciles como lo son el Zenit y el Rosenborg y, de menor rango aunque sin confianzas, el Vadar, para después centrarnos en la Copa del Rey.

Si analizamos como ha variado la plantilla de futbolistas desde la temporada 16-17 a la 17-18, con altas y bajas y por líneas en la portería, apreciamos que seguimos con tres porteros es decir; Rulli, portero que nos mete el miedo en el cuerpo cada verano con la clásica cantinela «me voy me quedo»; Toño Ramírez que por lo visto no es un portero competidor sino un portero que está ‘por si ocurre algo’ (esto lo digo por su nula participación en la temporada anterior) y, por detrás estarían Sisniega o Zubiaurre como eternas promesas.

Además de la baja de Bardaji, que se fue al Huesca, en la línea de cuatro defensas, con las bajas de Zaldua, Mikel, Babic, Yuri, Hector, la vuelta de sesión de De la Bella y el fichaje de Llorente, nos quedamos con seis futbolistas, dos para cada puesto. Es decir, Carlos Martínez, Odriozola, Navas, Aritz, Llorente, Iñigo, De la Bella y Kevin, y con un ojo puesto en Gorosabel Ujia, Ugarte y Arrieta. En el medio centro el único titular es Illarramendi, a la espera Zubeldia, Pardo y un emergente Guevara, que pide minutos a todo trapo, por delante los dos medios Prieto y Zurutuza y a la espera Canales y Guridi. En esa zona también pueden participar Januzaj, flamante fichaje anunciado a bombo y platillo, u Oyarzabal.

Por buscar minutos y más protagonismo se han tenido que marchar Gazta, Markel y Granero. En la línea de tres arriba del todo tenemos a la derecha a Vela o Januzaj, en el medio Bautista, Agirretxe y Willian Jose y en el otro costado a Juanmi y Oyarzabal. Ante semejante potencial se han tenido que ir Hervias, Alain y Concha. Además, por el mes de enero perderemos también a un extraordinario jugador, Carlitos Vela.

Resumiendo, hemos firmado a dos futbolistas de cesión, hemos traído a otro jugador y en lo referente a bajas, se han marchado porque no eran del gusto del míster, 12 jugadores, alguno de ellos capitanes. En el último momento se ha firmado por Agustín Davila, un punta uruguayo para el Sanse que ya probó en el Liverpool pero que no cuajó. Abu Diarra se ha marchado al Sestao que entrena Turrillas.

Este año el mercado de fichajes en España sufrió un importante cambio ya que no se cerró el 31 de agosto a las 00:00, sino el 1 de septiembre. Cuentan desde la web especializada en derecho deportivo Lusport que la FIFA recomienda cerrar el mercado de fichajes el 31 de agosto, pero que deja a cada federación nacional el poder de ampliarlo hasta un periodo de máximo de doce semanas, 84 días más. En Portugal el mercado se cierra el 22 de septiembre y otros países como Bulgaria, Andorra, Israel, República Checa y Ucrania, también se cierran el mercado en septiembre. Además, el plazo de la Premier y Bundesliga finalizó el 31 de agosto, aunque no sucede lo mismo con otras competiciones europeas en donde la UEFA decidió que fuera el día 1 de septiembre la fecha límite.

Ver Post >
Una Liga con veinte de veinte

Amigos lectores, queda muy claro, aunque no es lo normal, que el camino para ser entrenador de fútbol profesional si antes no has sido futbolista es mucho más complicado. De momento, yo solo conozco que con sangre sudor y lágrimas entrenadores como Mourinho, Sampaoli, Benítez, Lillo, Ayestaran, Sachi, Manzano y Villa Boas  han llegado a entrenar en la máxima competición. Que me perdonen muchos más que yo desconozco, porque en ese camino tortuoso si antes no te has ganado las sevillanitas dándole patadas a un balón es muy complicado meterte en esa rueda de entrenador, en donde todo indica que se tiene que cumplir la máxima de que hay que ser primero jugador profesional para luego ser entrenador de un equipo de fútbol profesional.

En la Liga Santander 17-18 que comienza muy pronto, los 20 entrenadores han sido antes futbolistas profesionales o semi profesionales, como el caso de  Machin, Bordalas, Manolo Márquez, Garitano, Fran Escribá o Mendilibar aunque lo que está muy clarito es que todos fueron monaguillos antes que frailes, es decir todos fueron jugadores de fútbol.

Uno de los temas que más preocupa a los entrenadores actuales es la relación con sus jugadores ya que sin ningún genero de dudas es un apartado bastante más complicado de lo que pueda parecer desde puertas para afuera. Es decir, todos estos entrenadores que antes han convivido dentro de un vestuario tienen esta asignatura muy bien trillada, ya que ellos con la experiencia vivida en los diferentes equipos saben la dificultad de mantener al grupo unido y cerca del entrenador. Con el paso de los años te vas dando cuenta que conseguir esa sociedad jugador-entrenador es tan importante o aún más importante que los entrenos, la táctica, la preparación física o la nutrición del futbolista.

El equipo que más entrenadores aporta al mundo profesional con una metodología y estilo de juego muy definida es el F.C. Barcelona. Jugadores como Guardiola, Luis Enrique, Koeman, Lopetegi, Blanc, Cocu, Eusebio, Laudrup, Hughes, Pizzi, Pelegrino, Prosinescki, De Boer, Kulivert o Ernesto Valverde están entrenando con sus respectivos equipos de momento.

En resumen, creo que es súper importante buscar desde un primer momento conectar con el vestuario, transmitir tus ideas y que los jugadores las entiendan y las plasmen. Un modo de hacerlo es preocuparse por el entorno del jugador además de ir un poco más lejos del aspecto futbolístico, conocer su entrono sus problemas personales que los hay ya que ellos son personas como nosotros mismos y convivimos muchas horas juntos en todas las semanas del curso y el míster para ellos es un referente muy importante tanto para lo bueno como para lo no tan bueno; en donde ellos se puedan apoyar con toda la confianza del mundo, pero no los engañes porque a partir de ahí estás muy perdido en todo ese vestuario que te mira con mucho recelo y si los resultados no salen estás muerto. En el futbol actual el entrenador es más psicólogo y conductor de grupos que otra cosa. Y una cosa súper importante: si quieres tener éxitos, pues firma buenos futbolistas. Como muestra, el botón de Zidane que es el mismo que cuando entrenaba al Castilla sin éxito y en este Real Madrid con un éxito descomunal, pero con la mejor plantilla de futbolistas de toda su historia.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor