Diario Vasco
img
Préstamos, ¿a tipos de interés fijos o variables?
img
Iñaki Erauskin | hace 18 horas| 0

@InakiErauskin

 

Es la pregunta que se ha hecho casi todo el mundo, cuando pide un préstamo. Ello es especialmente relevante para la adquisición de vivienda, dado que uno se encuentra “atado” a esos préstamos (principalmente hipotecarios) durante muchos años.

En diciembre pasado se hizo viral un video que recomendaba encarecidamente los préstamos a tipo fijo en el portal de Periodista Digital: https://www.youtube.com/watch?v=qPJc_7EWei8. Las dos personas que realizaban el video, marido y mujer, acabaron despedidos de sus respectivos trabajos. Ahora han realizado un video semidesnudos para participar en el reality-show de “Supervivientes” en Honduras.

Tradicionalmente, los préstamos hipotecarios han sido con tipo de interés variable, con el Euribor (el tipo de interés interbancario en la eurozona) como referencia principal. Sin embargo, dados los bajos tipos de interés actuales, donde el Euribor está en torno al -0,19%, los préstamos a tipo fijo han ido ganando mucho espacio. Actualmente, el tipo de interés fijo se halla cerca del 2,5%. Por el contrario, el mejor diferencial de Euribor aplicado en los préstamos hipotecarios a tipo variable se halla en el Euribor+0,9% aproximadamente (los datos provienen del portal de Invertia).

En un informe reciente del Banco de España se señala que, dentro de la Unión Económica y Monetaria (UEM), España es, junto con Portugal, Italia e Irlanda donde más peso tienen los préstamos a tipo de interés variable. En cambio, en Francia, Alemania o los Países Bajos tienen mucha menos importancia. Sin embargo, desde 2010 los préstamos a tipo de interés fijo han ganado mucho terreno, como muestra el Gráfico 1 sobre la distribución de las nuevas operaciones por el plazo de revisión de los tipos de interés: el tramo verde de las operaciones con plazos de revisión de tipos de interés superiores a 5 años alcanza un 30% del total, cuando prácticamente no existían pocos años antes.

 

Gráfico 1.

2018_plazosespana

Fuente: Banco de España.

 

El alargamiento de los plazos de revisión se observa, también, en el resto de los países de la UEM, tal como muestra el Gráfico 2, comparando el año 2016 con 2010: el color verde es mucho más visible en 2016 que en 2010, y es especialmente llamativo en España e Italia.

 

Gráfico 2.

2018_plazosuem

Fuente: Banco de España

 

Parece clara una conclusión de todo lo anterior: los préstamos a tipo de interés fijo han venido para quedarse. La consecuencia más importante de este movimiento hacia las hipotecas de tipo fijo radica en que los costes de financiación de los hogares se hacen menos sensibles a los movimientos en los tipos de interés, lo que hace que el alcance de los cambios en la política monetaria sean menos pronunciados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que todavía la mayor parte de los préstamos lo son a tipo variable, con el Euribor como referencia.

Relacionado con lo anterior, hace pocos días el proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario pasó el primer filtro para su aprobación en el Congreso. De ella cabe destacar principalmente que:

  • Se quiere dar mayor transparencia sobre el contenido de las cláusulas del préstamo: la entidad financiera debe remitir al prestatario siete días antes de la firma una ficha con las características principales del préstamo; el prestatario deberá acudir al notario, que preguntará y explicará al hipotecado el contenido del contrato, debiendo firmar un acta de que sabe lo que está firmando, y
  • Se quiere reducir los costes derivados de la modificación de las condiciones de los préstamos:
    • Reducir las comisiones de amortización anticipada de los préstamos a tipo variable, hasta anularse a partir de cinco años.
    • Suprimir las comisiones por conversión de tipo variable a fijo a partir del tercer año, y
    • Reducir los gastos de notaría y registro.
  • Se amplía a nueve impagos o al 2 por 100 del capital el requisito para que la entidad financiera pueda iniciar la ejecución del préstamo para el desahucio (hasta ahora eran 3 impagos).

(Puedes pinchar aquí para un análisis más detallado y técnico por José García Montalvo, Catedrático de Economía de la UPF).

Pero, ¿y cuál es mejor? ¿fijo o variable? Es difícil dar una respuesta cerrada en los préstamos nuevos. En general, en la hipoteca a tipo variable se pagará menos ahora y más en el futuro, comparado con el tipo de interés fijo. Ello inclina la balanza a favor del tipo variable para el prestatario. De ahí el interés de las entidades financieras por las hipotecas a tipo fijo con el Euribor negativo de la actualidad. Cuanto mayor sea el plazo, mayor será la probabilidad de que el Euribor suba en el futuro, lo que inclina la balanza a favor del tipo fijo. Es conveniente analizar distintos escenarios para ello (el Euribor sube lentamente, sube rápidamente, …). Por otro lado, en la medida en que a uno no le guste el riesgo, y no pueda soportar intereses más altos le conviene una de tipos fijos, porque acota los pagos. Se recomienda evitar las hipotecas mixtas (fijo ahora, flexible después) en la medida de lo posible. En suma, conviene hacer números antes de decidirse por una u otra fórmula y aproveche los comparadores.

Me temo que no hay respuestas sencillas.

 

@InakiErauskin

 

 

 

Ver Post >
Para desayunar, matemáticas
img
Asier Minondo | 13-02-2018 | 06:14| 0

Para escribir este post le he pedido a una amiga que trabaja como profesora en una de las ikastolas en las que estudié, el horario de clases de 4º curso de Educación Secundaria Obligatoria. Todos los días, los alumnos tienen seis bloques de asignaturas. El orden en que se imparten las asignaturas no es siempre el mismo. Por ejemplo, en uno de los grupos, la asignatura de matemáticas se imparte el lunes a segunda hora, el martes a primera hora y el viernes a la sexta hora. Lengua y literatura se imparte el martes a segunda hora, el miércoles a última hora, el jueves a cuarta hora y el viernes a primera hora. ¿Es eficiente que asignaturas como matemáticas o lengua se impartan en horas diferentes a lo largo de la semana? Según, un estudio de Nolan G. Pope, de la Universidad de Chicago, la respuesta es no.

El profesor Pope ha analizado las calificaciones de matemáticas y de inglés (lo que es equivalente a nuestra asignatura de lengua y literatura) de aproximadamente 500.000 alumnos de secundaria de la ciudad de Los Ángeles durante el periodo 2003-2009. El profesor recogió las calificaciones en matemáticas y en inglés de los alumnos que tenían clase de estas asignaturas en alguna de las dos primeras horas de la mañana, y la de los alumnos que tenían clase de estas asignaturas durante la quinta o la sexta hora. En la muestra que utiliza Pope, los alumnos siempre tenían la clase de matemáticas y de inglés a la misma hora y con el mismo profesor durante todo el curso. Los resultados del estudio son que los alumnos que tenían clases durante las primeras horas obtuvieron mejores calificaciones en matemáticas y en inglés que los alumnos que tenían estas asignaturas durante las últimas horas. Sin embargo, las diferencias entre los alumnos de las primeras y de las últimas horas fueron mayores en matemáticas que en inglés. La razón fundamental para explicar las diferencias en los resultados es que tanto los profesores como los alumnos están más cansados durante las últimas horas que durante las primeras horas, y el cansancio repercute negativamente tanto en la calidad de la docencia, como en la capacidad de aprendizaje. Sin embargo, el estudio también muestra que el efecto negativo del cansancio es mayor en algunas asignaturas que en otras.

¿Qué recomendaciones podemos extraer de este estudio? El estudio sugiere que debemos situar a la mañana las asignaturas donde mayor es el impacto negativo del cansancio (por ejemplo, las matemáticas) y más tarde aquellas asignaturas donde el impacto negativo del cansancio “mental” es menor (por ejemplo, educación física). Como normalmente hay más de un grupo por curso, para poder realizar esta reordenación los distintos profesores de secundaria del área de ciencias deberían impartir a primera hora de la mañana la asignatura de matemáticas, donde el efecto del cansancio sobre el rendimiento es mayor. Si esta reordenación no es posible, para que no haya discriminación, al menos todos los grupos deberían tener el mismo porcentaje de clases de matemáticas a primeras y a últimas horas.

Ver Post >
“Euskadi: save the last dance for me!”
img
bkamp | 09-02-2018 | 09:19| 0
dans

 

Hace poco participé en una sesión sobre compromiso empresarial con el territorio. Hablamos entre otros sobre “líderes en nichos de mercado internacionales” o “campeones ocultos” como tipo de empresa, que –aunque internacionalizan su negocio enormemente- suelen mantener un vínculo estrecho con su tierra de nacimiento.

Las discusiones que se desarrollaron durante el taller se centraron en cuestiones como: ¿cómo asegurarse de que el crecimiento de una empresa y su internacionalización no le quitan sus señas identitarias (locales) y que su centro de decisión siga vinculado al territorio de origen? Por ejemplo: cuando una empresa acepta que algún fondo de capital extranjero entre en la propiedad de la empresa para posibilitar su internacionalización o crecimiento, o si una empresa extranjera toma una participación (mayoritaria o no) en ella, o si una empresa entra en una alianza con terceros y el poder de decisión acaba siendo compartida.

Aparte de que son preguntas interesantes desde una perspectiva ideológica, también tienen una gran relevancia práctica, dado que con regularidad se dan casos en que las empresas tienen que hacerse estos planteamientos (y es posible que en el futuro estas situaciones se produciran aun más).

Muchas veces cuando se debaten estas cuestiones, tiendo a oír que mantener el control sobre la situación es lo preferible, y por lo tanto, “mejor solo que  mal acompañado”, de optar por make-instead-of-buy, y de do-it-yourself en lugar de apoyarse en terceros. En consecuencia, esto conlleva a optar por un desarrollo orgánico en lugar de un desarrollo inorgánico, y de renunciar a las posibilidades de incorporar a “externos” (sean personas, vía contrato laboral, u organizaciones, vía participaciones, alianzas o adquisiciones).

Uno de los posibles outcomes de estas predilecciones es que quizás sirve para lograr algo que se halla subordinado a fines más elevados, como la sostenibilidad y el progreso de las empresas y –por ende- el desarrollo de la sociedad y la economía territorial.

Si por algo se manifiesta la inclinación humana de replegarse sobre sí mismo y de apoyarse en los suyos, es porque le proporciona un sentido (a veces falso) de zona de confort. A la vez, puede que tenga que ver con una falta de experiencia para manejar situaciones con elementos ajenos a la propia estructura.

Son temas que en la edición 2017 del Informe de Competitividad  de Orkestra tratamos bajo el lema de la “ambidestreza”: el saber combinar formulas internas y externas a la propia empresa en pro de la viabilidad y el progreso de sus negocios (crecer de forma orgánicamente e inorgánicamente, internacionalizarse por estructuras propias y a través de Joint Ventures, la práctica de innovación in-house y con socios externos en forma de innovación abierta, etc.).

En cuanto a las prácticas de internacionalización, el Informe concluye que la propensión hacia fórmulas más abiertas de entrar y abordar mercados extranjeros es muy reducida entre las empresas vascas y que prevalecen las sedes productivas y comerciales bajo gestión propia. Consiguientemente, el Informe dicta que: “La cooperación con terceros –sean estos de la propia CAPV o de otros lugares- es una práctica muy minoritaria.” Y “Aunque se puede decir que el asentarse en el extranjero por cuenta propia es una muestra de la autosuficiencia para promover sedes en el extranjero, también puede ser indicativo de la dificultad que tienen las empresas por aunar fuerzas con terceros”.

Esto es lo que ha salido también de la boca de varios insiders en la materia.

Fíjense por ejemplo en las siguientes afirmaciones de Koldo Saratxaga (Grupo NER):

“Crecer solo y seguir solo está claro que un tanto por ciento de organizaciones lo van a seguir haciendo. Pero el ejemplo que nos dan las grandes empresas, cuanto más grandes, es que, encima, más se unen y más grandes quieren ser. Sin embargo, a la pequeña le cuesta hacer eso”. “Hacer eso es una de las grandes asignaturas que tiene pendiente el empresariado vasco. El hacer uniones. El desarrollarse para poder crecer con otros, de aquí o de fuera. No solamente yendo a países nuevos. Dar ese salto que te aporte algo más de volumen, que crecer, que te aporte ese desarrollo que es clientes y conocimiento.”

O de Javier Roquero (Salto Systems):

“Crecer no equivale a comprar: en Euskadi nos falta cultura y pedagogía. Pensamos que la única manera de ganar tamaño es comprando o adquiriendo otras compañías. Pero hay otras estrategias de crecimiento para ganar tamaño: hablamos de alianzas, ‘joint ventures’, acuerdos de investigación, acciones comerciales, colaboraciones, … Hay que perder el miedo a las alianzas.”

Y para mayor elocuencia aún, estas citas de Patxi López (Orkli) quien se demuestra muy partidario de las alianzas y de trabajar con otros:

“Seremos proactivos en operaciones y alianzas, ha llegado el tiempo de la colaboración.” Añadiendo de forma lúdica: “Queremos ser promiscuos.”

Dentro de este contexto; ser promiscuo no equivale a ligar con multitud de actores que son intercambiables entre sí, a negar su propia identidad o a perder sus valores. Puede tratarse en el presente caso de dar una larga ronda por el mundo con diferentes compañeros de viaje, para luego volver a casa y traer de vuelta la cosecha obtenida durante el recorrido. De impregnar los valores empresariales y sociales de origen con perspectivas nuevas, sin perder las raíces culturales con las que un@ nació.“ En palabras de Javier Roquero: “¡Crecer con frescura!”

O de forma más gráfica: actuar como aquel bailongo que comparte el parqué de baile con algún que otr@ rey(na) de la pista, para finalmente dedicar el ultimo baile a su ser más querido.

 

 

Bart Kamp

 

 

P.S.1 Más allá de las oportunidades que las alianzas y Joint Ventures pueden brindar a las empresas, está claro que las adquisiciones no tienen por qué ser siempre interpretado desde la perspectiva de una empresa que va a ser objeto de compra, dado que las empresas de aquí también pueden tomar la iniciativa de hacerse con empresas de fuera.

 

P.S.2 El buen lector ya habrá captado qué canción va como guante en mano con el relato de arriba. Pero por si acaso:

 

“You can dance every dance with the guy

Who gives you the eye, let him hold you tight

You can smile every smile for the man

Who held your hand ‘neath the pale moonlight

 

But don’t forget who’s taking you home

And in whose arms you’re gonna be

So darlin’, save the last dance for me, hmm

 

Oh, I know that the music’s fine (oh, I know, yes I know)

Like sparkling wine go and have your fun

Laugh and sing but while we’re apart

Don’t give your heart to anyone

 

For don’t forget who’s taking you home

And in whose arms you’re gonna be

So darlin’, save the last dance for me, hmm

 

Baby, don’t you know I love you so?

Can’t you feel it when we touch?

I will never, never let you go

I love you, oh, so much

 

You can dance, go and carry on

‘Till the night is gone and it’s time to go

If he asks, if you’re all alone

Can he take you home, you must tell him, no

 

‘Cause don’t forget who’s taking you home

And in whose arms you’re gonna be

So darlin’, save the last dance for me

 

‘Cause don’t forget who’s taking you home

And in whose arms you’re gonna be

So darlin’, save the last dance for me, hmm

 

Save the last dance for me, hmm, hmm

Save the last dance for me, hmmm

Save”

Ver Post >
¿Refleja el color de tu coche el estado de la economía?
img
Jon Mikel Zabala | 30-01-2018 | 08:56| 0

@jonmizabala

Como es bien conocido, la industria automovilística es uno de los principales pilares sobre los cuales se sustentan muchas economías. Por ejemplo, según los datos del INE, en España y para el año 2015, el sector de fabricación de vehículos de motor tuvo una producción de 82.222 millones de Euros, lo que representa aproximadamente el 4% del PIB nacional. Sin embargo, ¿es posible conocer el estado anímico de una economía a través del color de los coches que se venden en la misma? Hace breves fechas me hacía eco de un artículo publicado en el The Economist, en el que se formulaban esta misma pregunta, para el caso del Reino Unido.

Según el artículo, a finales de la década de los 1990s, los coches que compraban los británicos tenían colores brillantes, lo cual vincula con el supuesto optimismo de los primeros años de la administración laborista de Tony Blair. Hay que hacer notar que entre los años 1996-2000, el Reino Unido tuvo un crecimiento medio de su PIB del 3% interanual. Entre los años 2000-2008, los colores gris y plateado pasaron a prevalecer en los vehículos británicos. En estos años, el crecimiento medio del PIB fue del 1.65%, observándose ya una caída en el mismo del -1.3% entre los años 2007 y 2008. Entre los años 2009 y 2012, en medio de la crisis financiera, y con un crecimiento medio del PIB del -0.65%, el color dominante fue el negro. Desde el año 2013, año en el que el Reino Unido volvió a la senda del crecimiento positivo (1.4% del PIB), el color más preponderante pasó a ser el blanco. Sin embargo, esta preferencia cambió de forma radical en el momento en el que se celebró el referéndum del Brexit. Desde entonces, el color principal de las ventas de coches ha vuelto a ser el negro, representando el 19.4% de todos los coches británicos. Estos datos han sido verificados con la información de la que dispone la Agencia de Licencias de Conducir y de Vehículos del Reino Unido.

figure

 

Más allá de las especulaciones realizadas por The Economist, y por la posible influencia que el envejecimiento de la población pueda tener sobre las preferencias anteriores, lo cierto es que el color del vehículo juega un papel importante a la hora de determinar su valor de mercado. Varios estudios de Marketing han encontrado que aquellos colores que vienen determinados por las modas momentáneas (p.e. naranjas, amarillos, violetas) deprecian en mayor cuantía el valor de un vehículo, ya que podrían poner en desventaja a su propietario cuando trate de venderlo en el mercado de segunda mano. Por el contrario, los colores neutros como el blanco, el negro o el gris son apuestas más seguras, ya que son menos susceptibles de ser rechazados por los potenciables futuros compradores.

Además de ello, una investigación reciente de la Universidad de Kent, ha evidenciado que el negro es el color de automóvil menos seguro, ya que cuenta con más probabilidades de verse involucrado en accidentes de tráfico que los vehículos de colores claros (blanco, dorado y amarillo son los más seguros). Según estos resultados, los vehículos negros son más difíciles de ver, ya que no destacan tanto en comparación con la carretera. A la luz del día, los coches negros tuvieron un 12% más de probabilidad de estar involucrados en accidentes que los vehículos blancos, cifra que asciende al 47% al amanecer y al atardecer.

Parece pues que las evidencias no son demasiado halagüeñas para los amantes del lado oscuro. Esperemos que la fuerza los acompañe.

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

Ver Post >
A vueltas con el salario mínimo
img
Iñaki Erauskin | 23-01-2018 | 08:04| 0

@InakiErauskin

 

La cuantía en la que se eleva el salario mínimo, que es el salario por debajo del cual no se puede trabajar legalmente, siempre es motivo de controversia, especialmente entre los partidos políticos. Ha subido a 735,90€ mensuales en 2018 (un 4%), desde los 707,60€ mensuales en 2017 (aumentó un 8%) y 655,20€ mensuales en 2016 respectivamente. Se quiere que llegue a 850€ mensuales en 2020.

La microeconomía básica nos enseña que cualquier fijación de precios mínimos o máximos distorsiona el funcionamiento de una economía competitiva. En concreto, el salario mínimo por encima de aquel que equilibra la oferta y la demanda de trabajo reduciría el empleo pero elevaría el salario de aquellos que todavía tienen empleo. Así, pues, habría ganadores y perdedores. El supuesto básico de este resultado es que muchas empresas y muchos trabajadores compiten por trabajos/trabajadores similares y ninguna de las partes tiene un poder de mercado suficiente para fijar salarios.

Sin embargo, en una microeconomía más avanzada uno aprende que ello no tiene porqué ser necesariamente así. Este es el caso del mercado de trabajo cuando existe poder de mercado por parte de las empresas, como es el caso del monopsonio, es decir, cuando una empresa es la única compradora de un bien o servicio. Un monopsonio es como un monopolio, pero al revés. De un monopolio se sabe que producirá y venderá menos bienes y servicios, y a un precio más alto que en otro tipo de situaciones, como por ejemplo, en competencia perfecta con muchos compradores y vendedores vendiendo un bien similar. Por el contrario, una empresa monopsonista comprará menos y a un precio menor, aprovechando su poder de mercado. Un ejemplo extremo de monopsonio es el de la empresa que es la única contratadora de trabajadores en un pueblo. En este caso, una elevación no excesiva del salario mínimo por encima del nivel que fija el monopsonista puede elevar el salario y el empleo, porque en este caso el coste adicional de contratar a un trabajador más a un salario mínimo no va aumentando a medida que la empresa contrata a más trabajadores.

El debate está servido: ¿aumentos del salario mínimo destruyen o crean empleo?

En el estudio “clásico” de David Card y Alan Krueger, dos de los mayores expertos mundiales en economía laboral, publicado en 1993 y en el que se analizaba el sector de los restaurantes de comida rápida (McDonald´s, …), se mostraba que elevar el salario mínimo no sólo no destruía empleo, sino que generaba efectos ligeramente positivos sobre éste. Para ello compararon lo que ocurrió en New Jersey cuando subió el salario mínimo de 4,25€ a 5,05€ por hora (el 1 de abril de 1992), con lo que ocurrió en Pennsylvania, donde no varió el salario mínimo. Los resultados fueron muy controvertidos, con partidarios y detractores. Tan grande fue su impacto que hasta el propio David Card no siguió investigando sobre este tema, entre otras razones, porque perdió muchos amigos economistas (pincha aquí).

Hay más zonas donde se han realizado “experimentos” de este tipo. Más recientemente en Seattle se elevó el salario mínimo en 2015 de 9,47$ por hora a 11$ por hora y en 2016 de 11$ a 13$ por hora. ¿Qué impacto ha tenido en el empleo? Hay varios estudios al respecto. En un estudio realizado por varios investigadores de la Universidad de Washington encontraron que la segunda subida del salario mínimo redujo en un 9% las horas trabajadas en empleos de bajos salarios, mientras los salarios por hora aumentaron un 3%. La evidencia es más modesta para el primer aumento del salario mínimo: efecto cero si se analiza el empleo en el sector de los restaurantes para todos los niveles salariales (pincha aquí para una noticia en el New York Times sobre este tema y los diferentes estudios realizados).

Pero, ¿cuánta gente cobra el salario mínimo? Los datos sobre la proporción de empleados que ganan menos del 105% del salario mínimo en la Unión Europea se muestran en el Gráfico 1. Como se puede observar, en España este porcentaje es muy pequeño, cercano al 2%. Por tanto, no cabría esperar que el impacto de las subidas del salario mínimo fuera elevado.

 

Gráfico 1. Proporción de empleados que ganan menos del 105% del salario mínimo en la Unión Europea, 2010 y 2014.

2018_645px-proportion_of_employees_earning_less_than_105__of_the_minimum_wage_october_2010_and_2014_

Fuente: Eurostat.

 

El Banco de España realizó algunas simulaciones hace algunos meses sobre el impacto de las subidas del salario mínimo sobre el empleo, que se muestran en el Cuadro 1. En general, el impacto agregado sobre el empleo es reducido, pero su efecto sobre la probabilidad de perder el empleo es considerable para determinados colectivos, los de menos edad y los de más edad especialmente. Además, a mayores aumentos del salario mínimo el impacto sobre el empleo es mayor, al afectar a una población mayor y de una manera no lineal.

 

Cuadro 1. Impacto de la subida del salario mínimo sobre el empleo.

2018_bdeimpactoempleo

Fuente: Banco de España, Boletín económico, Informe trimestral de la economía española, 1/2017.

 

El objetivo de salario mínimo de 850€ al mes para 2020 implica un aumento de más del 15% desde la cifra actual. Parece alcanzable, pero conviene analizar mejor su impacto para minimizar sus posibles efectos adversos.

El lector más interesado puede seguir profundizando en un post reciente y más técnico en el blog “Nada es Gratis”.

 

@InakiErauskin

 

 

 

Ver Post >
La reducción de la tasa de fertilidad en el mundo: anticonceptivos y creencias
img
Asier Minondo | 16-01-2018 | 06:27| 0

A finales de la década de 1960, un libro titulado “The Population Bomb”, escrito por Anne y Paul Ehrlich, auguraba un futuro de enormes hambrunas en todo el mundo. Este bestseller argumentaba que el crecimiento de la población estaba siendo mucho más elevado que el crecimiento de la producción de alimentos, por lo que llegaría un momento en que no habría alimentos suficientes para todos. Para evitar ese futuro tan negro, muchos países comenzaron a implementar políticas para controlar el crecimiento de la población. La más conocida, por su radicalidad, fue la que impuso el gobierno chino en 1979, al limitar, con algunas excepciones, el número de hijos por familia a uno.

En una primera etapa, las políticas se enfocaron en informar a la población sobre métodos anticonceptivos, y en facilitar el acceso a los mismos. Sin embargo, se constató que en números países, por motivos religiosos o culturales, las familias eran reacias a utilizar anticonceptivos. Por ello, en una segunda etapa, las políticas se dirigieron a generar un cambio en las creencias y los valores, y a convertir a las familias con pocos hijos en el nuevo ideal social. Por ejemplo, una de las vías para transmitir estos nuevos valores fueron las telenovelas. En ellas, las familias ricas eran las que tenían pocos hijos y las familias pobres las que tenían muchos hijos.

En un trabajo reciente, Tikola de Silva y Silvana Tenreyro, analizan si las políticas de control de la población han sido eficaces. Lo primero que muestra su estudio es la gran reducción que se ha producido en la tasa de fertilidad en todas las zonas del mundo. En 1960, por término medio, una mujer tenía 5 hijos; en 2013, este número se redujo a la mitad. En ese año, la tasa de fertilidad era de 1,81 en los países del Este de Asia y el Pacífico (por debajo de la tasa de reemplazo, que se sitúa en 2,1 niños por mujer), alrededor de 2 en Norteamérica, Europa y Asia Central, de 2,16 en América Latina y el Caribe, de 2,56 en el Sur de Asia, de 2,83 en Oriente Medio y Norte de África y de 5 en el África Subsahariana. Los analistas prevén que la población se estabilice en todos los continentes, a excepción de África, para 2050. Si se incluye a África, la población se estabilizará en 2100. En ese año se prevé que el mundo tenga una población de 11.200 millones de personas, 3.600 millones más que en la actualidad.

De Silva y Tenreyro señalan que la urbanización, la mejora en la educación, el aumento de la participación de la mujer en el mercado laboral, y la reducción de la tasa de mortandad infantil han contribuido a la reducción de la tasa de fertilidad. Junto a estas políticas, las autoras concluyen que las políticas de control de la población han contribuido de forma sustancial a la reducción de la tasa de fertilidad. Entre ellas, las políticas de mayor éxito han sido las que se han enfocado en construir una preferencia social por las familias con menos hijos.

Muchos lectores estarán pensando que en nuestro entorno el problema no es tanto el crecimiento de la población, sino su envejecimiento. Sin embargo, no debemos olvidar que compartimos un planeta. Desde esa perspectiva, la reducción del crecimiento de la población es una buena noticia, ya que mientras los recursos sean finitos, un crecimiento descontrolado de la población genera una presión excesiva sobre los mismos, provocando conflictos sociales.

Ver Post >
Campeones ocultos de Catalunya: ¿firmes como una roca o sujetos a la inercia?
img
bkamp | 31-01-2018 | 16:26| 0

Respecto a los posibles efectos del proceso soberanista sobre las empresas catalanas se ha escrito mucho últimamente, tanto en este foro, como por ahí, allíallá.

Aunque las empresas no son participantes activos ni actúan como votantes en dicho proceso, está claro que tampoco son insensibles a las políticas que les rodean y al contexto institucional que éstas generan.

En efecto, las políticas tienen su influencia sobre las decisiones de localización de activos y actividades empresariales. De hecho, ante diferencias en cuanto a condiciones competitivas de un lugar a otro, las empresas pueden “votar con sus pies” – expresión utilizada por los politólogos Bobrow y Dryzek en los años 80 para referirse a empresas que deciden marcharse de una jurisdicción a otra como reacción a políticas que no les convienen.

Ahora bien, una vez que las empresas han escogido su base de operaciones, se enfrentan a “costes de salida” si quieren trasladar dicha base. Esto hace que ese cambio no les atraiga mucho a priori, ni siquiera cuando la estabilidad alrededor de esa base cambia. Por ello, es típico observar que las empresas continúan en el mismo lugar a lo largo del tiempo. Este fenómeno se aplica más a las bases fabriles que a la base social o fiscal, ya que las instalaciones productivas conllevan “costes hundidos” considerables que dificultan su movilidad.

Como consecuencia, las empresas manufactureras y/o las partes productivas de las empresas suelen ser menos móviles y reaccionan con menos inmediatez y radicalidad ante un cambio en el entorno.

Ante ello, se ha observado que el procés está generando un traslado de sedes sociales y/o fiscales, pero apenas de actividades productivas.

En la misma línea, se ha señalado que las empresas que cambian sus sedes sociales no se concentran en sectores manufactureros con carácter B2B, sino más bien en el sector servicios, en sectores regulados, en sectores que dependen de forma notable de la compra pública a nivel estatal y entre empresas que fabrican productos de gran consumo (que operan en mercados B2C) y cuyos productos son fácilmente reconocibles como catalanes (como es el caso con el cava).

Un tipo de empresas que tiene fama de ser muy comprometido con el entorno son los llamados “líderes en nichos de mercado internacionales”, o “campeones ocultos”, sobre los que hemos informado ya en otras ocasiones en este foro, véase por ejemplo: http://blogs-new.diariovasco.com/ekonomiaren-plaza/2017/03/28/euskadi-tierra-natal-de-campeones-ocultos/

Suelen ser empresas industriales que operan en la sombra de las grandes marcas y de fabricantes de productos conocidos por el gran público. Por lo tanto no son tan conocidas y en muchos casos ni siquiera serán fácilmente identificables como catalanas (en el caso que lo sean) y, por ello, no están tan expuestas al riesgo de que sentimientos negativos por el procés hacia productos catalanes tengan un efecto perjudicial sobre ellas. Y menos aún si son empresas muy internacionalizadas cuya facturación depende sólo marginalmente de las ventas en el mercado español.

En este sentido, en la literatura se ensalza muchas veces la longevidad de estas empresas, el arraigo en su entorno, la continuidad de su personal, su interacción con centros de formación profesional cercanos, etc. En suma, todo tipo de factores que hacen que dichas empresas muestren una gran constancia en cuanto a su ubicación de base.

Son empresas que quizá no tengan la capacidad de atraer y emplear al talento procedente de todos los rincones del mundo, pero que son maestras en sacar provecho de los recursos de su entorno. Por lo tanto, son un tipo de empresas no muy proclives al nomadismo.

En el caso de Catalunya tenemos actualmente constancia de una veintena de empresas de este tipo y, revisando qué postura han adoptado en los últimos meses, llama la atención que apenas han movido ficha. Tanto en cuanto a cambiar su sede social y desde luego en cuanto a trasladar activos y operaciones fabriles. Es más: en un caso ha habido recientemente una adquisición de una empresa luxemburguesa y tampoco esta operación fue aprovechada para trasladar la sede (por ejemplo al Gran Ducado mismo).

Ante esta observación cabe preguntarse: ¿quién es más listo: el que se va o el que se queda? Y si tanto salir como quedarse tiene su sentido; ¿de qué depende la racionalidad de cada uno?

Aparte de los temas mencionados anteriormente, cabe destacar que las empresas pueden optar por lidiar con los cambios de su entorno de diferentes modos: pueden actuar de forma adaptativa o aplicar acciones más rupturistas. Ante esa realidad, ni a las empresas que cambian su sede social se les puede atribuir una actitud de “sálvese quien pueda”, ni de las empresas que optan por quedarse debe suponerse que sufren inercia organizacional ante los cambios.

Finalmente, por lo que respecta a los campeones ocultos debiera considerarse lo siguiente:

Por una parte, el operar en nichos puede frenar las posibilidades hacia un tamaño empresarial de enormes proporciones, así como reducir las opciones de desarrollar un amplio reconocimiento ante las grandes masas. Pero, por otra parte, puede proporcionar cierta protección contra los problemas que afectan a los mercados más corrientes y/o a las empresas que están en el ojo del huracán.

 

 

brik-house-v4

 

 

Bart Kamp

Ver Post >
¿Arruinan las redes sociales nuestras vacaciones?
img
Jon Mikel Zabala | 19-12-2017 | 11:09| 0

@jonmizabala

Ya estamos en vísperas de Navidad, y con ello, empiezan a aparecer un montón de planes para este período invernal. Algunxs optarán por aprovechar para hacer esas cosas que no llegamos a hacer en nuestro día a día, como ir al banco o a las revisiones de especialidades médicas como el dentista o el oculista (entre otros), otrxs aprovecharán para quedarse en casa y leer libros o ver esas películas o series que tienen pendientes, y lxs más afortunadxs optarán por irse de vacaciones a algún otro pueblo, ciudad o país. Probablemente nuestrxs estudiantes se encuadren dentro de esta última opción, y es que los Millenials, como así se les conoce a aquellas personas que nacieron entre 1982 y 1999, tienen una pasión inherente por viajar.

Esta es una de las conclusiones a la que ha llegado un estudio realizado por la empresa Future Foundation para Expedia Inc., la agencia de viajes online más grande del mundo. El estudio, llevado a cabo en ocho países (Australia, Brasil, China, Alemania, Francia, Corea del Sur, Reino Unido y Estados Unidos), revela los hábitos y tendencias de viaje de la generación Millennial, entre las cuales caben destacar las siguientes:

Aversión al riesgo: Los Millennials tienen una gran aversión al riesgo. Según el estudio, quieren experiencias de viaje verificadas por sus redes sociales o por una fuente de confianza. En este sentido, el 43% se siente intimidado a viajar solo, no queriendo ser los primeros en probar algo nuevo o de lo que no cuenten con referencias.

Fanáticos del control pero flexibles: Al viajar, más del 60% de los Millennials quieren mantener la situación bajo control, o al menos, aparentar que dominan la situación en todo momento, y esperan que esta sensación de control al viajar venga de la mano del uso de la tecnología. La otra cara de la moneda del control es la flexibilidad, y el deseo de que sean los demás los que se adapten a sus necesidades. Así, el estudio apunta a que un viajero Millennial modifica su itinerario en más de un 20% de las ocasiones.

Generación “Yo Yo”: Los Millennials sienten que la privacidad de datos está sobrevalorada. El 80% espera que las compañías de viaje recomienden experiencias y viajes personalizados en base a los datos que van recolectando acerca de sus preferencias, necesidades y presupuesto. En este sentido, el 40% está preparado para proporcionar datos personales a los agentes de viajes online, si a cambio va a recibir descuentos especiales u ofertas relevantes.

Sin embargo, y por encima de todo, hay dos características que, personalmente, me han llamado la atención sobremanera.

Redefinición constante: Según el estudio, el 30% de los Millennials se entretienen de forma activa mediante la recopilación y el intercambio de imágenes de amigos, marcas y otras fuentes de confianza como los blogs, lo que les lleva a estar continuamente revisando su lista de destinos preferidos. En este sentido, el 42% afirma que las fotos de destinos que ven colgadas en sus redes sociales tienen una fuerte influencia a la hora de escoger el lugar en el que deciden pasar sus vacaciones.

Autenticidad, pero con apreciación social: 2 de cada 3 Millennials declaran que cuando viajan desean experiencias auténticas por encima de todo. Sin embargo, para que una experiencia sea considerada como auténtica por ellos, ésta necesita ser reconocida por sus redes sociales, porque de lo contrario pierde valor.

Las redes sociales constituyen un elemento indispensable para la generación Millenial. Pero también conllevan una serie de consecuencias que no son menores. Y es que como apunta el estudio, el 10% de las personas consultadas afirma tomar al menos 15 fotos en una misma pose hasta obtener una que les guste, a pesar del tiempo que ello les quita de poder disfrutar del destino donde se encuentren. Según los resultados, una persona gasta, en promedio, 9 horas semanales publicando estados y fotografías en redes sociales, a pesar de que el 44% admitió que, una vez de haber terminado sus vacaciones, tuvo la sensación de que Internet y la dependencia del terminal móvil y las redes sociales arruinaron su viaje en gran medida.

Desde mi punto de vista, el estudio mencionado arriba requiere de una importante reflexión no sólo por los propios Millenials, sino por la sociedad en general, ya que a pesar de que en el mismo se hace referencia a este grupo social, dudo mucho que las características apuntadas en él no sean extrapolables a otros grupos sociales. Y es que si la dependencia que la mayoría de las personas tenemos de demostrar a través de nuestras redes sociales lo bien que lo estamos pasando, en lugar de, simplemente, disfrutar del momento conlleva que la experiencia de viaje se empobrezca, tenemos un problema.

PD: Este es el último post de este año 2017. Nos vemos de nuevo en Enero de 2018, ordurarte Gabon zoriontsuak eta urte berri on guztioi!!!

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

Ver Post >
Imágenes en economía que valen más que 1.000 palabras
img
Iñaki Erauskin | 12-12-2017 | 08:05| 0

@InakiErauskin

 

¿Te imaginas a un “ejército” de trabajadores “armados” con smartphones, tomando fotos, a cambio de un precio por foto (a este fenómeno se le denomina “compensated crowdsourcing”), que puedan tener interés para analizar la evolución de la actividad económica? Las fotos se envían a un servidor y se convierten en datos, que otros trabajadores, a su vez, codifican. Y de ahí se obtienen respuestas casi inmediatas a preguntas tales como: ¿Están los comercios aplicando la ley “sobre los pecados” tales como el tabaco y el alcohol (a este impuesto se le conocía popularmente como “sin tax”)? Esta era la pregunta que se hacía el gobierno de Filipinas en 2012 cuando estableció ese impuesto para financiar una parte de su Sanidad. Sabía que el impuesto no estaba siendo aplicado, pero no sabía en qué tiendas. A partir de esa “armada” de trabajadores, el gobierno tenía información sobre el grado de cumplimiento por semanas, lugares y marcas (pincha aquí para la noticia o aquí para el informe del Banco Mundial).

Esa es una de las posibles aplicaciones de una app, Premise, cuyo éxito ha sido tal que hasta el Banco Mundial está colaborando con dicha firma en algunos proyectos, por su rápida capacidad y fiabilidad para lograr datos que, de otro modo, tardaría mucho tiempo en lograr, si es que se pusiera a ello.

El Gráfico 1 muestra la evolución del porcentaje de cobertura de sellos de impuestos holográficos durante 2015-2016, a través de Premise. Se observa que apenas llegaba a un 30% en marzo de 2015, pero en pocos meses las cifras se hallaban por encima del 80-90%.

 

Gráfico 1. Porcentaje de cobertura de sellos de impuestos holográficos.

2017_taxstamps

Fuente: Banco Mundial

 

El Gráfico 2 muestra los datos que se obtienen a través de la aplicación: fotos, resultados, ubicación geográfica, etc.

 

 

Gráfico 2: Datos sobre precios de cigarrillos recolectados con ubicaciones geográficas

2017_pricedatacollection

Fuente: Banco Mundial

 

Esta app la creó Joseph Reisinger, un doctor en Informática preocupado por la escasez de datos en países en vías de desarrollo. El ejemplo “perfecto” que describe este problema es la “famosa” actualización del PIB de Nigeria en 2013: Su Instituto de Estadística elevó su PIB en 2013 en hasta un 89% (de 270.000 millones de euros a 510.000 millones de euros) tras diversos ajustes metodológicos, el cambio de año base de 1990 a 2013, entre otros (pincha aquí). Por ello, los usos que ha encontrado esta app han sido numerosos: hacer el seguimiento del tratamiento del virus VIH en jóvenes de Kenia, realizar el seguimiento de factores de riesgo medioambientales del virus Zika, obtener índices de precios de bienes en tiempo real, etc. Todo ello con un Smartphone.

Este es un interesante ejemplo que he tomado de una referencia muy provocativa y muy relevante que llegó hace poco a mis manos, de Seth Stephens-Davidowitz, que ha publicado recientemente una obra titulada “Everybody lies. Big data, new data, and what the internet can tell us about who we really are” (pincha aquí). Sobre Big Data ya hemos hablado en este blog (aquí y aquí).

Big Data=Big Brother?

 

@InakiErauskin

Ver Post >
Si quieres ser creativo, muere de pena
img
Asier Minondo | 05-12-2017 | 06:08| 0

La riqueza de los países crece cuando aumentan sus recursos, cuando son capaces de producir más con los mismos recursos, o cuando descubren nuevos productos y servicios que responden mejor a las necesidades de las personas. Estos descubrimientos son el resultado del esfuerzo y la creatividad de un conjunto de personas que desarrollan su actividad en diferentes ámbitos. Por ello, resulta muy importante entender qué factores promueven la creatividad.

El profesor Karol Jan Borowiecki ha analizado el proceso creativo de tres grandes compositores: Beethoven, Liszt y Mozart. En su trabajo, Borowiecki estudia cómo varió el estado de ánimo de estos compositores a lo largo de su vida, y si esas variaciones estaban correlacionadas con cambios en su creatividad. Para medir el estado de ánimo, Borowiecki utiliza las cartas que escribieron estos compositores. A estas cartas les aplica un software de análisis de texto que identifica el porcentaje de palabras que reflejan un estado de ánimo negativo y el porcentaje de palabras que reflejan un estado de ánimo positivo. Algunos ejemplos de palabras que denotan un estado de ánimo negativo serían dolor, pena o nervios; mientras que algunos ejemplos de palabras que reflejan un estado de ánimo positivo serían amor, alegría o bonito. A continuación, el autor identifica si existe una correlación entre el estado de ánimo y la finalización de alguna de las obras más importantes de estos compositores. La conclusión es que la mayor creatividad se produce cuando más negativo es el estado de ánimo. En concreto, la creatividad de los compositores aumentaba cuando estaban atravesando momentos de gran tristeza, como la muerte repentina de un familiar. Este resultado es similar al de trabajos anteriores que encuentran una correlación positiva entre la creatividad y la depresión.

Este resultado nos lleva a una paradoja. Para ser más creativos tenemos que ser más infelices. Sin embargo, ¿quién va a querer ser más creativo, si para ello tiene que morir de pena?

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor