Blogs

Asier Manrique

El fotograma

'Divergente', difusa y aburrida adaptación literaria

DIVERGENTE

Título original: Divergent

Año: 2014

Duración: 139 minutos

País: Estados Unidos

Director: Neil Burger

Guion: Evan Daugherty y Vanessa Taylor (basado en la novela homónima de Veronica Roth)

Música: Junkie XL

Fotografía: Alwin H. Küchler

Reparto: Shailene Woodley, Theo James, Ashley Judd, Jai Courtney, Ray Stevenson, Zoë Kravitz, Miles Teller, Tony Goldwyn, Ansel Elgort, Maggie Q, Mekhi Phifer, Kate Winslet, Ben Lloyd-Hughes, Christian Madsen, Amy Newbold y Ben Lamb

Productora: Summit Entertainment

Género: Ciencia ficción / Aventuras

También puedes leer sobre otras películas de la saga: La serie Divergente: Insurgente y La serie Divergente: Leal

Cuando un género se pone de moda Hollywood toma nota y lo explota hasta la saciedad. Hay géneros que sobreviven bastante bien al tiempo, ocurre actualmente con las películas de superhéroes, y otras que son de éxito momentáneo, como las películas de vampiros tras el éxito de ‘Crepúsculo’.

En 2012 llegó como un huracán a los cines Los juegos del hambre, logrando convencer, a prácticamente todos de que una película para adolescentes puede tener profundidad y estar bien trabajada. El corredor del laberinto fue una más que notable continuación del género, sabiendo mantener al espectador en tensión y generando interés en el público. Todo lo contrario ocurrió con ‘Divergente’, llegó a España sin hacer demasiado ruido y el que hizo prometía estar a la altura de Los juegos del hambre, nada más lejos de la realidad. Le falta profundidad, es plana y no posee ningún aliciente para el que decide verla.

En un mundo distópico en el que la sociedad se divide en cinco facciones (Verdad, Abnegación, Osadía, Cordialidad y Erudición), los jóvenes deben elegir, atendiendo a sus virtudes personales más destacadas, a qué facción pertenecer. Beatrice sorprende a los suyos con su decisión, pero ella no es como los demás: guarda un secreto del que podría depender el orden social e incluso su propia vida. (Filmaffinity)

La película está protagonizada por Shailene Woodley. La actriz se dio a conocer  actuando en series como ‘The OC’, ‘Crossing Jordan’, ‘Me llamo Earl’ o ‘Vida Secreta de una Adolescente’. En el cine ha aparecido en ‘Los descendientes’ y posteriormente en producciones de menor envergadura hasta llegar a ‘Divergente’. Recientemente ha participado como protagonista en la película ‘Bajo la misma estrella’, película en la que su pareja sentimental está interpretada por Ansel Elgort, que aquí hace de su hermano (Caleb). Woodley carece de la imagen y el talento de Jennifer Lawrence, y se nota. Hace lo que puede y salva la papeleta, pero su personaje no trascenderá como el de Katniss Everdeen, por esa falta de épica que tiene.

El papel de guaperas recae en Theo James y lo cumple, pero más allá del aspecto visual no hay nada destacable en el personaje de Cuatro, sí, así se llama. Participó en ‘Underworld: El despertar’ y en un capítulo de la aclamada ‘Downton Abbey’. Fue el cantante de la banda Shere Khan, disuelta en noviembre de 2012.

El resto de personajes están bastante desdibujados. Ninguno trae nada especial, ninguno evoluciona y tampoco aportan sorpresas a la trama. Se encuentra enormemente desaprovechada la oscarizada Kate Winslet (‘Titanic’), así como los jóvenes Zoë Kravitz (‘X-Men: primera generación’) y Miles Teller (Whiplash), un actor con enorme potencial y que queda relegado a un triste segundo plano.

La película está dirigida por Neil Burger. El director ha firmado notables películas como ‘El ilusionista’, protagonizada por Edward Norton y Jessica Biel, y ‘Sin límites’, con Bradley Cooper a la cabeza. En ‘Divergente’ su trabajo es simplón, no abusa de efectos especiales y no dota a los personajes del aura necesario para poder interesar al espectador.

La película falla estrepitosamente en su ritmo, comienza bien, pero poco a poco se diluye en una historia sin pies ni cabeza. La adaptación es bastante fiel al libro, pero si ya el libro es flojo. Cuesta comprender por qué en ese futuro postapocalíptico se organiza la sociedad en distintas facciones. Cuesta creer a un gobierno autoritario que permite a los ciudadanos elegir por su propia voluntad la facción a la que quieren pertenecer; vale, son aspectos que se van explicando a medida que avanza la serie, pero si no interesa el primer capítulo será difícil llegar al tercero. Sería interesante sugerir a la autora sobre la idoneidad de construir estaciones de tren en la ciudad.

La historia de amor no posee los ingredientes necesarios para enganchar al espectador como fueron las parejas protagonistas de ‘Crepúsculo’ o Los juegos del hambre. Y algo imperdonable en una película destinada a tener secuelas (hasta tres), el final no deja al espectador con ganas de más.

‘Divergente’ sufre un efecto similar al que tuvo ‘Equilibrium’ al estrenarse tras ‘Matrix’, pierde todo el sentido y no convence al espectador lo suficiente frente a productos más sólidos del mismo género.

Lo mejor: es fiel al libro y Shailene Woodley, aunque no convence del todo, tiene una buena actuación.

Lo peor: una historia plana, carente de gancho y emoción.

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma


abril 2015
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930