Diario Vasco
img
Autor: eurofan93
‘The Disaster Artist’, genialidad absoluta de James Franco
img
Asier Manrique | 29-09-2017 | 8:35| 0

The Disaster ArtistTHE DISASTER ARTIST

Título original: The Disaster Artist

Año: 2017

Duración: 98 minutos

País: Estados Unidos

Director: James Franco

Guion: Scott Neustadter y Michael H. Weber (basado en el libro de Greg Sestero)

Música: Dave Porter

Fotografía: Brandon Trost

RepartoJames Franco, Dave Franco, Alison Brie, Josh Hutcherson, Seth Rogen, Zac Efron,Sharon Stone, Bryan Cranston, Kate Upton, Ari Grayner, Hannibal Buress,Jacki Weaver, Nathan Fielder, Jerrod Carmichael, Greg Sestero y Tommy Wiseau

Productora: New Line Cinema

Género: Comedia / Biográfico

Adaptación del libro de Greg Sestero, que habla sobre la producción de una de las consideradas peores películas de la historia, “The Room”, dirigida en el 2003 por Tommy Wiseau. (FilmAffinity)

Al igual que hiciera Tim Burton con ‘Ed Wood’James Franco se atreve a llevar al cine el proceso de rodaje de ‘The Room’, la que está considerada como peor película de la historia. El mayor de los Franco se toma muy en serio este proyecto, así que no te esperes que caiga en parodias o en ridiculizar a ningún personaje. Lo mejor de la comedia de ‘The Disaster Artist’ es ese respeto y cierta admiración que muestran los hermanos Franco por estos personajes tan peculiares que decidieron hacer carrera en Hollywood.

The Disaster Artist

La película narra el proceso caótico de rodaje de ‘The Room’. Desde el mismísimo histrionismo de los personajes, vamos viendo paso a paso lo que tuvo que ser un proceso de rodaje infernal para cualquiera. Un delirio de una mente que creía que valía para un industria tan complicada como la del cine y que intentó contar su vida de forma seria, provocando finalmente el estallido en carcajadas de los espectadores. Eso sí, esa película hoy le ha convertido en una estrella, en el director, actor, productor, guionista… de la peor película de la historia del cine.

Al igual que ocurrió con ‘Ed Wood’, la película que contó la vida del “peor director de la historia”, aquí encontramos un puñado enorme de lo más granado de Hollywood. Además de James Franco y Dave Franco, tenemos a Josh HutchersonSeth RogenZac EfronSharon StoneBryan Cranston… La meca del cine se ha peleado realmente por salir en este delirio sobre un delirio.

The Disaster Artist

Podríamos decir que es una de las mejores comedias del año y, definitivamente, la mejor película dirigida por James Franco. Se ha tomado el papel de director y actor totalmente en serio. Para los que no hemos visto ‘The Room, ya tengo tarea pendiente, puede parecer que la actuación de los Franco está exagerada para provocar la risa fácil, que los personajes se llevan hasta el extremo… pero no. Muy hábil, el actor y director nos regala una comparación entre la original y el homenaje, porque esto no deja de ser un homenaje, entre Tommy WiseauJames Franco.

Y, ojo, que esta interpretación de “lo peor” puede hacer que James Franco pelee muy fuerte por llevarse alguna que otra estatuilla en la temporada de premios. Su actuación es genial, cada plano, cada escena, cada secuencia, lo borda. Está tan metido en el papel que puede llegar a dudar el espectador si realmente está actuando o es así. Venga, va, me voy a arriesgar, además de ser su mejor película como director, esta es su mejor actuación.

The Disaster Artist

Como apunte final, la ovación que recibieron los hermanos Franco en el Kursaal fue estruendoso y prolongado. Todos los títulos de crédito estuvieron acompañados de aplausos y vítores por parte de un público entregado a esta peculiar historia. El público del Festival de San Sebastián es educado, educadísimo diría yo, pero cuando algo le gusta lo demuestra, y cuando no, también. Aquí Donostia se ha rendido a ‘The Disaster Artist’. Ah, y que nadie salga de la sala hasta que terminen los créditos finales.

Lo mejor: Es absolutamente genuina, y extremadamente respetuosa.

Lo peor: Podrían haber incluido más escenas del rodaje de ‘The Room’.

The Disaster Artist

Ver Post >
‘Call Me By Your Name’, la mejor película del año
img
Asier Manrique | 25-09-2017 | 10:49| 0

Call Me By Your NameCALL ME BY YOUR NAME

Título original: Call Me By Your Name

Año: 2017

Duración: 130 minutos

País: Italia

Director: Luca Guadagnino

Guion: Luca Guadagnino, James Ivory, Walter Fasano (basado en la novela de André Aciman)

Música: Sufjan Stevens

Fotografía: Sayombhu Mukdeeprom

RepartoTimothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel y Victoire Du Bois

Productora: Frenesy Film Company

Género: Romántico / Drama

Una historia de amor de verano entre Elio Perlman, un joven adolescente de 17 años, y Oliver, un estudiante de 24 invitado a la casa familiar de la Riviera italiana. (FilmAffinity)

Lo he dicho en más de una ocasión, cuando toda la crítica y el público se rinden en elogios hacia una película, a mí me echa atrás. Este año que por diversas cuestiones no puedo disfrutar del Festival de San Sebastián tanto como en años anteriores he sido muy cuidadoso en elegir dos películas, las únicas que veré. Una de ellas, tenía que ser la que para la gran mayoría de críticos y afortunados que la han visto en diversos festivales está siendo la película del año: ‘Call Me By Your Name’.

Call Me By Your Name

La película cuenta la historia de amor entre Oliver, un joven estudiante que pasa un verano junto a una familia italiana, y Elio, el hijo de esta familia. De una forma totalmente sutil, con miradas, pequeños gestos y un guion al servicio de un amor que traspasa la pantalla, el espectador se enamora junto a ellos de esta relación sobre la que habla ya todo el mundo. Ha pasado por MelbourneSundanceBerlínToronto… y ahora San Sebastián. Trata de buscar una crítica negativa, ya llegarán por los tristes de siempre, y no encontrarás ninguna.

Como película no encontraremos novedades en ningún lado. Seamos sinceros, hay miles de películas con más derroche técnico, planos más originales y que aportan una revolución mayor al mundo del cine. Lo que hace diferente a ‘Call Me By Your Name’ no es su forma de estar rodada, la película consigue crear uno de esos amores que no se quedan en la pantalla, inundan el corazón del espectador y se van con él una vez que ha abandonado la sala. Es una de esas películas eternas,  y eso que todavía no se ha estrenado en salas de cine.

Call Me By Your Name

Comienza de forma muy muy pequeñita pero no para de crecer en ningún momento. La evolución es continua, pero lógica y totalmente coherente, se cocina a fuego lento, como los mejores guisos. Llega hasta tal punto ese crecimiento que como espectadores nos caemos rendidos al final igual que los propios personajes. Es sensual, emotiva, especial, inocente, vulnerable, potente, poderosa, brillante… No podría escatimar en elogios hacia esta película que ya es un clásico sin haberse estrenado y que está llamada a ser una película de culto.

Como gran virtud, ‘Call Me By Your Name’, la película, consigue redondear de forma mucho más eficaz que el libro la historia de amor. En la novela de André Aciman falta concreción, sobran elementos y faltan otros que nos sitúen realmente en el tiempo y el lugar que narra la cinta. El guion de Luca Guadagnino (director también), James IvoryWalter Fasano, elimina toda la paja, hace crecer la historia con pequeñas pinceladas que nos transportan al momento histórico y le aporta la vivacidad y rapidez de la que carece en ciertas ocasiones la obra de Aciman.

Call Me By Your Name

Es de agradecer también que el guion no haya omitido los grandes momentos de la novela. Especialmente interesante es el tercio final, muy diferente a la novela, pero que sigue manteniendo los momentos álgidos de la misma. La charla final que mantiene el personaje de Timothée Chalamet con su padre, Michael Stuhlbarg, es absolutamente impresionante. Me podría arriesgar y decir que es la mejor escena de toda la película.

En el plano actoral, Armie Hammer (Operación U.N.C.L.E.‘) aporta la parte sensual a la cinta, y su actuación enamora. Pero si hay alguien que se destapa como toda una revelación, se come la pantalla y al resto del reparto es el joven Timothée Chalamet (Interstellar‘). El joven actor resiste sobre sus hombros todo el peso emotivo de la película. No haré spoiler, pero el plano fijo de los títulos de crédito bien merece un Óscar. El juego de miradas y gestos entre los dos es una delicia difícil de rechazar.

Call Me By Your Name

Es tan veraz la cinta que uno no puede resistirse a querer verla una vez más. En el pase al que pude asistir en el Zinemaldia escuché a varios espectadores que comentaban que ya habían visto la película y que estaban allí repitiendo experiencia, y pagando su correspondiente entrada. Tras verla, uno entiende cómo la cinta sobrevive en uno mismo, tanto que no pude dejar de pensar en sus paseos en bicicleta, sus paisajes, sus diálogos, sus melocotones, su sencillez y su vivacidad durante horas. Simplemente, brillante, apabullante, imprescindible.

Me voy a repetir, pero para concluir no puedo hacerlo de otra manera. Si todo el mundo habla de ‘Call Me By Your Name’ es por algo, es por derecho la mejor película del año. La cinta que ha recibido el aplauso más estruendoso y duradero de todas aquellas películas que he visto estos últimos tres años en el Zinemaldia. Es una obra maestra, y sin haberse estrenado todavía es ya un clásico y una película de culto.

Lo mejor: Consigue traspasar la pantalla, es uno de esos amores de película que durarán generaciones y generaciones.

Lo peor: Que habrá que esperar a febrero para volver a verla cuando se estrene en cines.

Call Me By Your Name

Ver Post >
‘Saw V’, jugando al gato y al ratón
img
Asier Manrique | 21-09-2017 | 11:17| 0

SAW V

Título original: Saw V

Año: 2008

Duración: 92 minutos

País: Estados Unidos

Director: David Hackl

Guion: Marcus Dunstan y Patrick Melton

Música: Charlie Clouser

Fotografía: David A. Armstrong

Reparto: Tobin Bell, Scott Patterson, Costas Mandylor, Betsy Russell, Mark Rolston, Julie Benz, Meagan Good, Greg Bryk, Carlo Rota, Laura Gordon, Mike Butters y Al Sapienza

Productora: Lionsgate Films

Género: Terror

La montaña rusa que resulta la saga de Saw suma otro episodio más. Mantiene el equipo de guionistas, decisión acertada, cambia de director, a uno sin apenas experiencia, como ya pasó con los dos directores anteriores de la serie.

En este quinto episodio, quedan dos más por delante, se nos plantea una persecución. El agente del FBI con todo a su favor, incluso la razón, tratará de cazar al policía corrupto que ha heredado los juegos de Kramer. El resultado posible es uno, gana el policía local o el agente del FBI.

Hoffman es la última persona viva para heredar el legado de Jigsaw. Pero cuando su secreto se ve amenazado, Hoffman debe iniciar la caza para eliminar todos los cabos sueltos. Nueva entrega de la saga dirigida por el diseñador de producción de las tres anteriores. (Filmaffinity)

Mismo grupo actoral que en la pasada entrega. Al contrario que en los primeros episodios de la saga, aquí el reparto apenas cambia, excepto aquellos que se ven sometidos a las pruebas, en este caso, en un papel bastante secundario.

Al contrario que en la pasada entrega, Tobin Bell (Puzzle) no es el protagonista. La historia se centra en cómo la mujer de Jigsaw (Betsy Russell) y el detective Hoffman (Costas Mandylor) entran dentro del universo de Kramer y heredan sus juegos, sus artimañas y buscarán seguir con su legado. En el lado contrario el agente Strahm (Scott Patterson) buscará las pruebas necesarias para incriminar a Hoffman y demostrar su culpabilidad.

El guion sigue la línea de la pasada entrega, eso sí, menos sangrienta esta vez. Al contrario que en las entregas anteriores el juego no impacta porque ningún protagonista está implicado en él, el equipo creativo no logra implicar al espectador en el macabro juego esta vez.

El final de la película recupera el tono habitual de las primeras entregas, gana en ritmo y ofrece un adiós a lo grande. Probablemente se trate del mejor final de la saga, con permiso de la primera entrega.

6,5

 

Ver Post >
‘Dioses y monstruos’, el Óscar que no llegó para McKellen
img
Asier Manrique | 19-09-2017 | 11:47| 0

Crítica Dioses y monstruosDIOSES Y MONSTRUOS

Título original: Gods and Monsters

Año: 1998

Duración: 105 minutos

País: Estados Unidos

DirectorBill Condon

GuionBill Condon (Novela: Christopher Bram)

MúsicaCarter Burwell

FotografíaStephen M. Katz

RepartoIan McKellen, Brendan Fraser, Lynn Redgrave, Lolita Davidovich, Kevin J. O’Connor,David Dukes, Brandon Kleyla, Pamela Salem y Michael O’Hagan

ProductoraLionsGate Films / Showtime / BBC Films / Regent Entertainment / Gregg Fienberg

Género: Drama

Relato de los últimos días de vida del realizador James Whale, autor de Frankenstein. En principio su única compañía en esos momentos es su ama de llaves, pero pronto entabla relación con su nuevo jardinero, un apuesto joven al que confía su historia en el Hollywood de los años 30 y por el que se sentirá irresistiblemente atraído. (FilmAffinity)

Hago pública mi repulsa hacia ‘La vida es bella’, y me la apunto así para traerla en un futuro post, que seguro que dará para mucho. ¿Por qué digo esto? Pues porque en los Óscars de 1999, en los que se premiaban las películas de 1998, un señor llamado Roberto Benigni arrebató un Óscar a mejor actor al señor Ian McKellen (‘Mr. Holmes‘).

Crítica Dioses y monstruos

De acuerdo, podríamos decir que ‘La vida es bella’ es la mejor, y casi única buena, interpretación de Benigni, pero ¿era mejor que la de McKellen? Muchos opinamos que no. La depurada interpretación del británico encarnando a James Whale mereció premio sin ninguna duda. Una excepcional actuación para una película que rescató a uno de los directores clave del cine de terror.

Con la sutileza habitual de Bill Condon (La bella y la bestia), nos adentramos en los últimos días de vida del director de ‘La novia de Frankenstein’. Nos propone una relación entre el propio Whale y un jardinero que comienza a trabajar en su casa. Con numerosos achaques y pocas ganas de seguir viviendo, Whale encontrará en el jardinero (Brendan Fraser) una excusa para volver a sentirse vivo y dar rienda suelta a sus pasiones.

Crítica Dioses y monstruos

La cinta no maquilla al personaje como sí se ha hecho en otras ocasiones. Sin ir más lejos, series como ‘Da Vinci’s Demons’ han ocultado la más que probable homosexualidad de Leonardo Da Vinci. Aquí era complicado hacerlo, ya que el propio Whale fue célebre por celebrar fiestas con otros hombres y por no ocultar su orientación sexual en una época en la que pocos se atrevían a vivirla abiertamente. De haber ocultado esa faceta de la vida del genial director tampoco hubiésemos tenido a McKellen interpretándolo, no hubiese transigido con esa Hollywood empeñada en “tapar” lo que le resulta incómodo.

La película transcurre en unos pocos días. Ian McKellen (X-Men Días del futuro pasado) ofrecerá a su jardinero la oportunidad de posar para él para que lo retrate en uno de sus cuadros. Con reticencias, Brendan Fraser, aceptará. En esos ratos de intimidad el anciano director le irá contando anécdotas, mientras va sonsacando confesiones del joven jardinero. En una batalla constante entre los dos surgirá la amistad que llevará a Whale a introducir a su empleado de hogar en su círculo de amistades.

Crítica Dioses y monstruos

La atracción de Whale hacia su jardinero no se verá correspondido, pero nos dará la imagen de esos últimos instantes de un personaje que lo fue todo en Hollywood y que la industria dejó de lado cuando dejó de ser un personaje cómodo. McKellen (Verano de corrupción) afronta su actuación en ‘Dioses y monstruos’ con enorme sutileza. No cae en la extravagancia, ni en la exageración. Aporta su saber estar, su presencia y su experiencia a una película que cuenta con una auténtica joya en su guion (Óscar al mejor guion adaptado).

Podría considerarse pionera de las tantas películas sobre la soledad en la tercera edad que tan de moda se han puesto últimamente. Una obra maestra, como la definió Carlos Boyero y que unió a la crítica para elogiarla incansablemente. Una película que finalmente no recibió el premio merecido en favor de otras opciones más cómicas y de menor entidad para la postre.

Crítica Dioses y monstruos

Lo mejor: Es posible que se trate de la mejor actuación de la carrera de Ian McKellen.

Lo peor: Que no ganó el Óscar a mejor actor.

Crítica Dioses y monstruos

Ver Post >
‘Strike a pose’, en la cama sin Madonna
img
Asier Manrique | 14-09-2017 | 10:20| 0

Crítica Strike A Pose MadonnaSTRIKE A POSE

Título original: Strike a Pose

Año: 2016

Duración: 83 minutos

País: Países Bajos

DirectorEster Gould y Reijer Zwaan

MúsicaBart Westerlaken

FotografíaReinout Steenhuizen

Reparto: Madonna, Luis Camacho, Oliver Crumes, Salim Gauwloos, Jose Gutierez, Kevin Stea, Carlton Wilborn y Gabriel Trupin

Productora: CTM Docs / Other Room

Género: Documental

En 1990, siete jóvenes bailarines se unieron a la polémica gira mundial ‘Blond Ambition’ de Madonna, documentada en la película “Truth or Dare”. Madonna, que se autoproclama la madre de sus bailarines (seis de ellos gay y el restante, Oliver, heterosexual) usó esta película como medio para defender los derechos de los gays y la libertad de expresión. Los bailarines se convirtieron en ejemplos que inspiraron a personas en todo el mundo a atreverse a ser quienes realmente son. Veinticinco años más tarde, los bailarines que hicieron bailar a medio planeta con su “Vogue” cuentan cómo fueron sus vidas durante y después de la gira. (FilmAffinity)

26 años después de la gira más icónica de Madonna, los directores holandeses Ester GouldReijer Zwaan reunieron a los seis supervivientes del documental que salió de todo aquello: En la cama con Madonna. Aquel documental sigue siendo hoy en día uno de los 10 documentales más exitosos de todos los tiempos, además de una de las películas musicales que más taquilla hizo y, especialmente para el público LGTBI, un referente que ayudó a cambiar la visión de la sociedad.

Crítica Strike A Pose Madonna

Esta vez sin MadonnaGould Zwaan reúnen a los 6 bailarines que acompañaron a la Reina del Pop en aquella Blond Ambition Tour. El séptimo de los bailarines, Gabriel Trupin, desgraciadamente falleció un par de años después de la gira a causa del sida. Así, la madre de Trupin y los seis restantes (Luis CamachoOliver CrumesSalim GauwloosJose GutierezKevin SteaCarlton Wilborn) serán los que narren lo que supuso para ellos aquella gira, aquel documental y, sobre todo, qué fue de sus vidas después de trabajar con Madonna.

En un tono absolutamente de homenaje, y con la figura de Madonna presente todo el rato, pero sin estarlo físicamente, nos sumergimos en lo que pudiera parecer la vida de siete juguetes rotos. Siete hombres (seis homosexuales y un heterosexual) que tuvieron que lidiar con la fama instantánea, el rechazo de parte de la industria, con adicciones varias, con fracasos y éxitos laborales y con muy diversas maneras de relacionarse con la que fuera durante un tiempo su jefa.

Crítica Strike A Pose Madonna

El documental nos sirve para descubrir la hipocresía que tras bambalinas escondían SalimCarltonGabriel, los tres seropositivos y que no revelaron hasta años después su situación por miedo al rechazo. El propio Salim Gauwloos, no lo contó públicamente hasta salir en este documental. Aquella gira se destacó, entre otros muchos elementos que han quedado grabados para la posteridad, por un continuo alegato por parte de Madonna y todo su equipo en favor del sexo seguro, por la investigación del VIH, por expresarse tal cual es cada uno y por vivir la vida siendo leal y honesto consigo mismo.

Conocemos también cómo, otros tres, GabrielKevinOliver, se enfrentaron legalmente a Madonna por intromisión en su intimidad y por quebrantar el contrato que firmaron por el documental En la cama con Madonna. Curiosamente, y es una tónica habitual de la película, ninguno de ellos guarda rencor a la diva del pop, pero sí arrepentimiento por no haber sido capaces de hacer perdurar dicha relación. No obstante, los cuatro restantes, que no interpusieron demanda alguna contra la cantante, tampoco mantienen en la actualidad contacto.

Crítica Strike A Pose Madonna

Pero no todos son miserias. Oliver confiesa que aquella experiencia le permitió abrir su mente y aceptar la homosexualidad con naturalidad, él era el único hetero del grupo. Kevin pudo trabajar con figuras como Celine DionMichael JacksonLady GagaJoseLuis hicieron realidad su ilusión de sacar al mercado un disco, con los coros de la propia MadonnaSalim desfiló para firmas como Versace. Y Carlton fue el único de los siete en repetir de gira con Madonna.

La sombra de Madonna, es muy alargada durante toda la cinta. Aun limitada a archivos de vídeo o fotografías, el espectador no puede evitar ponerse en su papel ante todo lo que sus bailarines van relatando a lo largo de la hora y veinte minutos de duración del documental. Se echa en falta, no obstante, algún tipo de participación por su parte.

Crítica Strike A Pose Madonna

‘Strike a pose’ supone un contrapunto perfecto a En la cama con Madonna‘. Mientras el documental original supone una idealización absoluta de todos sus protagonistas y el mensaje global de la cantante, aquí se termina por humanizar y mostrar más las sombras que acompañaron la gira que revolucionó el mundo de la música. En ningún caso es una crítica hacia Madonna por explotar cierto tipo de imagen, sino el relato nunca contado de lo que ocurrió antes, durante y después del Blond Ambition Tour.

Documental que disfrutarán como enanos los fans de Madonna, entre los que me encuentro. Una oportunidad para volver a ver a los más conocidos e icónicos bailarines de la reina del pop. Un documento imprescindible sobre lo que se esconde detrás de las luces y brillos de la industria de la música y el baile. Un documental sobre 6 hombres que tuvieron que aprender a sobreponerse a la dificultad de una vida que de la noche a la mañana pasó de darles de todo a no darles nada.

Crítica Strike A Pose Madonna

Lo mejor: No trata de fribolizar o polemizar, el respeto va ante todas las cosas.

Lo peor: Al ser bailarines se echa en falta más baile, así como saber de qué viven actualmente todos ellos, algo que se insinúa en algunos casos, se muestra en otros, pero que no se termina de concretar.

Crítica Strike A Pose Madonna

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor