Diario Vasco
img
Categoría: Romántico
‘La forma del agua’, poesía y belleza visual

LA FORMA DEL AGUA

Título original: The Shape of Water

Año: 2017

Duración: 119 minutos

País: Estados Unidos

DirecciónGuillermo del Toro

GuionGuillermo del Toro, Vanessa Taylor

MúsicaAlexandre Desplat

FotografíaDan Laustsen

RepartoSally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer, Richard Jenkins,Michael Stuhlbarg, Lauren Lee Smith, David Hewlett, Nick Searcy, Morgan Kelly,Dru Viergever, Maxine Grossman, Amanda Smith, Cyndy Day y Dave Reachill

ProductoraBull Productions / Fox Searchlight

Género: Fantástico / Drama / Romance / Thriller

Elisa es una joven muda que trabaja como conserje en un laboratorio en 1963, en plena Guerra Fría, donde se enamorará de un hombre anfibio que se encuentra ahí recluido. (FilmAffinity)

Penúltimo de las películas nominadas al Óscar a la mejor película que traigo a este espacio.  ‘La forma del agua’ tiene el privilegio, o la responsabilidad, de partir con el mayor número de nominaciones para la madrugada, en España, del 4 de marzo, un total de 13. Así que, vamos directamente al asunto porque hay mucha tela que cortar.

Creo que se puede repetir un caso similar al de Handia en los Goya, pero a la americana. ‘La forma del agua’ relega al aspecto visual y técnico todo su poder narrativo. Es una película que apetece ver más por su envoltorio que por su contenido. Y esto no es por un tema de género, porque soy consumidor de cine de ciencia ficción, pero sí es porque puestos a pensar más detenidamente no deja de ser una película bonita más.

De acuerdo que Guillermo Del Toro nos ofrece una banda sonora que se sale de los cánones del género, una estética que puede recordar a mi odiada ‘Amelie’ o un argumento que podría resumirse en La Bella y la Bestia pasados por agua. Pero a pesar de todo ello, no deja de ser una película correcta más. Entiendo su gran número de nominaciones porque la música está bien, los efectos visuales están bien, el maquillaje está bien, el vestuario está bien, la fotografía está bien… pero creo que la categoría de mejor película le queda un pelín lejos.

Pienso, y quizá es aventurarme demasiado, que el 4 de marzo, 5 de marzo ya por aquí, ‘La forma del agua’ se convertirá en la gran derrotada de los Óscars. Y lo creo porque se me ha hecho tremendamente aburrida. La historia en ningún momento consigue convencerme de estar ante algo original. De acuerdo, es la historia de una chica muda que se enamora de un ser de las aguas que está siendo empleado como sujeto científico por las autoridades americanas. Como película, podemos cambiar el ser de las aguas por cualquier tipo de personaje con cualidades peculiares o que se sale de la norma.

Si a eso unimos que las dos horas de metraje son excesivas, sí, lo son, tenemos el cóctel perfecto. Otras películas de la carrera hacia los Óscars tampoco son cortas (Call Me By Your NameEl hilo invisibleDunkerque o El instante más oscuro), pero todas ellas justifican su extensión en una historia que, con mayor o menor acierto, consigue interesar de principio a fin. El nivel de interés que despierta en mí ‘La forma del agua’ es bastante bajito, porque desde el principio sé cómo va a terminar. No hay ningún momento que diga, “oh, vaya, qué sorpresa”.

Reconozco, no obstante, el prodigio técnico que supone la cinta. Aprovecha el juego de luz y agua, presente en todas y cada una de las escenas, para crear un disfrute visual interesantísimo. Por este mismo motivo, pienso que su nominación en categorías técnicas está más que justificada. Lo mismo ocurre con el diseño de vestuario, peluquería y maquillaje, banda sonora, etc. La película sobresale por todos aquellos elementos que han tomado parte en su construcción, pero no así en su resultado final.

El ser este (Doug Jones) no da miedo, y despierta la ternura justita. Los personajes de Michael ShannonOctavia SpencerRichard JenkinsMichael Stuhlbarg pecan de arquetípicos y cuya evolución a lo largo de la película es más bien nula. Todos ellos sirven de meras comparsas, y mira que es pena, porque vaya nombres, para una Sally Hawkins que se vuelve la reina de la función sin decir una sola palabra. Es, seguramente, el único personaje que nos despierta cierta simpatía y con la que podemos llegar a conectar. Queremos que ella termine bien, y la acompañamos en ese viaje.

Para finalizar, ‘La forma del agua’ es la película más poética de esta carrera hacia los Óscars. Desde el título, los consejos diarios que lee Elisa, la composición visual, la utilización del agua como elemento sanador y como fuente de vida, todo constituye un ejercicio de poesía cinematográfica realmente potente. Es, seguramente, su mayor virtud, ya que a pesar de ser una película cuya historia interesa lo justito, consigue convencernos por las reflexiones que nos deja.

Lo mejor: Su poesía y construcción visual es prodigiosa.

Lo peor: Es aburrida y su historia de personajes interesa lo justito.

7

Ver Post >
‘El hilo invisible’, frialdad contagiosa

EL HILO INVISIBLE

Título original: Phantom Thread

Año: 2017

Duración: 130 minutos

País: Estados Unidos

DirecciónPaul Thomas Anderson

GuionPaul Thomas Anderson

MúsicaJonny Greenwood

FotografíaPaul Thomas Anderson

RepartoDaniel Day-Lewis, Vicky Krieps, Lesley Manville, Richard Graham, Bern Collaco,Jane Perry, Camilla Rutherford, Pip Phillips, Dave Simon y Ingrid Sophie Schram

ProductoraAnnapurna Pictures / Focus Features / Ghoulardi Film Company. Distribuida por Universal Pictures

Género: Drama / Romance

En el Londres de la posguerra, en 1950, el famoso modisto Reynolds Woodcock y su hermana Cyril están a la cabeza de la moda británica, vistiendo a la realeza, a estrellas de cine y a toda mujer elegante de la época. Un día, el soltero Reynolds encuentra a Alma, una joven que pronto se convierte en su musa y amante. Y su vida, hasta entonces cuidadosamente controlada y planificada, se ve alterada por la irrupción del amor. (FilmAffinity)

Qué curiosa esta profesión, la de crítico de cine. Tenemos que ver películas, documentales, cortos… y posicionarnos de una u otra manera sobre ellas. En ocasiones las películas nos aburren, en otras nos apasionan, en unas sabemos inmediatamente lo que decir y en otras no tenemos ni idea de qué decir después de haberla visto.

Este último caso me ha ocurrido con la última película de Daniel Day-Lewis, y nunca mejor dicho, porque ya ha anunciado que esta es su última incursión en el cine. Permitidme que lo ponga en duda, pero mientras se confirma lo contrario damos a Day-Lewis por jubilado de la actuación. ‘El hilo invisible’ es una película que me ha dejado con una sensación extraña, de ese tipo de sensaciones en las que no sabes muy bien si algo te ha gustado o no.

Como por esta profesión debo posicionarme lo haré de forma inversa a la habitual. Normalmente suelo saber claro cómo estructurar el post, qué temas tocar y las reflexiones que haré. Como en este caso no sé qué decir dejaré que mis dedos vayan fluyendo e iré reflexionando a medida que mi teclado vaya sacándome diferentes temas.

Digo de ‘El hilo invisible’ que visualmente es una película interesante. Es bella, está cuidada y se nota el esmero puesto tanto en fotografía, diseño de vestuario y una banda sonora que se mimetiza con la historia. Nos ofrece una experiencia visual y sonora interesante.

Actoralmente el trabajo de Daniel Day-Lewis es grandísimo. Una carta de despedida a la altura que, eso sí, no creo que le traiga el Óscar. Junto a él tenemos a Vicky Krieps que le da un contrapunto más que interesante.

Entonces ¿si te ha gustado todo esto qué le pasa a la película para que no sepas qué decir de ella? Pues la extrema frialdad de todo que me ha impedido ni empatizar con los personajes, ni interesarme por la película, ni la historia, ni nada. Es complicado que una película te deje más frío que esto. A pesar de sus virtudes, está todo rodado con una frialdad que la vuelve complicada.

La película se plantea como un amor enfermizo entre Day-LewisKrieps, pero en ningún caso esta retorcida relación, este juego enfermizo me contagian en absoluto. Me mantengo en un segundo plano, intentando entrar, pero sin conseguir penetrar dentro de la historia. Busco que me interese, que me capte, pero ni por esas. La frialdad de los personajes sí me contagia, y las únicas alegrías son los poquitos momentos realmente tenebrosos que plantea, que tampoco son muchos.

Concluyendo, mucho más rápido que la propia película, porque mira que se estira hasta decir basta, dejaré la puntuación en un 5 de 10. Asumo que está bien hecho y lo que aprecio en el aspecto técnico merece mucho la pena. Pero si sigo lo que me ha transmitido sería un suspenso. Entonces, poniendo todo en una balanza, el aprobado es justito.

5

Ver Post >
‘Tierra de Dios’, cine para los sentidos

God's Own Country | Tierra de DiosTIERRA DE DIOS

Título original: God’s Own Country

Año: 2017

Duración: 104 minutos

País: Reino Unido

DirecciónFrancis Lee

GuionFrancis Lee

MúsicaDustin O’Halloran y Adam Wiltzie

FotografíaJoshua James Richards

RepartoJosh O’Connor, Alec Secareanu, Gemma Jones, Ian Hart, Harry Lister Smith,Melanie Kilburn, Liam Thomas, Patsy Ferran, Moey Hassan, Naveed Choudhry,Sarah White, John McCrea, Alexander Suvandjiev y Stefan Dermendjiev

ProductoraInflammable Films / Magic Bear Productions / Met Film Production / Shudder Films / British Film Institute / Creative England. Distribuida por Orion Pictures

Género: Drama / Romance

Johnny Saxby es un joven granjero de Yorkshire que intenta evadirse de sus problemas con el alcohol y el sexo. Cuando llega al pueblo durante la primavera un inmigrante rumano para trabajar en la cría de ovejas, su visión de la vida cambiará de forma radical. (FilmAffinity)

Tenía ganas de ver y valorar ‘Tierra de Dios’, una de esas películas que van creciendo con el boca a boca y te terminan llevando a la sala de cine. En este caso, y por el limitadísimo pase por salas de cine que tuvo en España, he tenido que esperar para poder verla, qué se le va a hacer.

God's Own Country | Tierra de Dios

‘Tierra de Dios’ es la ópera prima de su director, Francis Lee. Después de años trabajando como actor en Londres, vuelve a su tierra natal, Yorkshire, y nos presenta un drama donde la vida rural, la homosexualidad, los prejuicios y el racismo cobran vida entre las montañas del condado de York. Hay quien la compara con ‘Brokeback Mountain’, yo también me he acordado de aquella, pero esta tiene otros matices que la vuelven igualmente interesante.

Muy parca en palabras, ‘Tierra de Dios’ es una película de gestos y miradas. La cinta se sostiene sobre cuatro personajes de campo, gente de pocas palabras, duros en el trato y que llevan el esfuerzo y el trabajo hasta el límite. En ese entorno crece el personaje principal, interpretado por Josh O’Connor. Se trata del hijo de un granjero enfermo (Ian Hart) después de sufrir un episodio cardiovascular y que se tiene que hacer cargo de la explotación ganadera. Ha sido educado para ser un hombre rudo y las carencias afectivas que ha sufrido durante toda su vida le llevan a reprimirse en su modo de expresarse y sentir.

God's Own Country | Tierra de Dios

Todo cambia cuando un trabajador rumano (Alec Secareanu) llega a la granja, en principio, para ayudarles durante la época en la que las ovejas están teniendo a sus crías. Es este personaje el que trastoca todo en Johnny, le pone contra las cuerdas y le da de probar de su propia medicina. Ambos encontrarán en el otro la mitad que necesitan para completarse: uno para empezar a romper su coraza y el otro un ancla a un lugar al que por fin pueda llamar hogar.

‘Tierra de Dios’ se diferencia de otras películas de temática LGTB, vaya etiqueta más estúpida, en que la homofobia del entorno no juega un papel fundamental. En este caso ganan más peso el miedo al rechazo y la homofobia interior del personaje de Johnny como conflictos dramáticos en la cinta. Francis Lee construye un entorno familiar donde no se le reprocha al protagonista su orientación sexual, distanciándose así de la recurrente ‘Brokeback Mountain. En el pueblo saben que Johnny es gay, su padre y su abuela (Gemma Jones) aceptan su relación con el personaje de Secareanu porque ven que este le hace bien.

God's Own Country | Tierra de Dios

Fantásticamente interpretada, el espectador va poco a poco asistiendo a esas barreras autoimpuestas por los personajes que se van rompiendo. La expresión facial de sus actores, especialmente de Josh O’Connor, nos va dando toda la información que omite con palabras, es por esto que ‘Tierra de Dios’ es una experiencia cinematográfica tremendamente rica, porque huye de la corriente actual que inunda las películas de diálogos explicativos de todo.

Se le podría achacar no ser más pasional en la construcción de la relación entre los dos chicos; no hubiese tenido sentido si atendemos al tipo de personajes que son y las carencias que arrastran. Se le puede achacar cierto exceso en algunas imágenes, como partos de animales, pieles que se cortan, etc.; pero dota a la película de una total honestidad con el entorno y sus gentes.

God's Own Country | Tierra de Dios

Ópera prima más que solvente y una historia que viene a actualizar, en cierta manera, la historia de ‘Brokeback Mountain’. Eso sí, me quedo más con este filme británico que con la historia de Jake GyllenhaalHeath Ledger. Aquí no hay miedo a mostrar nada, la honestidad inunda cada plano y permite así construir una cinta, independientemente de si al espectador le gusta o no, que no trata de engañar en ningún momento. ¿Podría ser más grande y mejor? Sí, pero podría ser igualmente peor.

Lo mejor: Todo respira honestidad.

Lo peor: Que la comparación con ‘Brokeback Mountain’, por temática, planteamiento, tipo de historia, etc. es inevitable.

God's Own Country | Tierra de Dios

Ver Post >
Lo mejor de 2017 en 12 películas

cine-2017

Tras más de 3 años de blog, tenía ganas de hacer un recordatorio de lo que ha dado de sí este año. En total he traído en estos 3 años 317 películas, incluyendo un corto y varias tv-movies. De esas 317, 110 han llegado en 2017 y cerca de la mitad de ellas, 41, son películas estrenadas en 2017 (en España o en su país de origen). Tomando estas 41 películas de referencia, querría hacer mi particular ranking para recomendar algunas de las películas que nos ha dejado este 2017.

En esta lista faltan muchas películas, muchísimas. Algunas porque no las he podido comentar todavía para este blog, otras porque todavía no las he visto, porque no se han estrenado en nuestros cines, etc. La cuestión es que tomando las 41 películas de 2017 que han llegado a este blog hay 12 que me gustaría comentar, independientemente de que hayan sido mejor o peor valoradas en el momento de traerlas al blog.

Se han quedado fuera 29 películas, pero creo que 10 de ellas merecen una mención especial (en orden alfabético):

1922: Porque el cine hecho para plataformas digitales como Netflix no desmerece para nada al cine de pantalla grande.

Blade Runner 2049: Porque el tiempo la reivindicará como una digna secuela. Probablemente tenga la mejor fotografía de todo 2017.

El barPerfectos desconocidos: Porque nos volvieron a traer al mejor Álex de la Iglesia, primero con una comedia canalla al más puro estilo del director bilbaíno y luego con una comedia más convencional pero igual de irreverente.

Handia: Porque el cine vasco se ha hecho un hueco gracias a una de las películas con mejor factura técnica del año.

Kong: La isla calavera: Porque un blockbuster no tiene necesariamente que ser facilón. Así mismo, trajo un remake más que digno respetando la mitología del personaje.

La guerra del planeta de los simios: Por cerrar de forma más que digna una trilogía de precuelas que, ante todo, honra al material original.

Thor: Ragnarok: Porque resucita al personaje más gris y desaprovechado de todo el universo Marvel, eso sí, a costa de cambiar por enésima vez de tono a la película.

Toc Toc: Porque la comedia española tiene sus momentos de lucidez cuando pasa de la facilonería chabacana y abraza historias más originales.

Wonder: Porque reivindica el buenismo en el cine y recupera la figura del niño actor de desbordador talento con Jacob Tremblay Noah Jupe.

Y sin esperar más, estas son las 12 películas recomendadas de 2017:

12. ‘SPIDER-MAN:HOMECOMING

Primera de las tres películas de superhéroes que aparece en esta particular lista. Sí, hay mejores películas, pero el hecho de que Marvel haya conseguido armar un personaje que Sony había llevado de mal a peor ya se merece un hueco. Ha sido uno de los éxitos comerciales más grandes del año y, aunque muchos no compartirán mi opinión, eso también tiene su mérito.

Spider-Man Homecoming

Con unas actuaciones solventes y con el mejor Peter Parker de la historia (Tom Holland), ‘Homecoming’ es un punto de partida más que interesante para lo que está por venir en la traca final de la tercera fase del Universo Marvel. Ha sido la mejor película de Marvel este año, un año donde han estado algo flojos. Aunque claro, es normal, se reservan los cartuchos más fuertes para este año que está a punto de entrar.

11. ‘DÉJAME SALIR

Hablar de ‘Déjame salir’ es hablar de una de las películas más delirantes de todo 2017. Estrenada en su momento como una peculiar película que ponía sobre la mesa el tema del racismo enraizado en la sociedad americana, se ha ido haciendo un hueco en las quinielas para la temporada de premios que está a punto de empezar.

Déjame salir

Con una curiosa puesta en escena y una adictiva mezcla entre comedia y terror, ‘Déjame salir’ se ha hecho un hueco entre los espectadores a pesar de no ser la película más innovadora técnicamente. ¿Su principal virtud? Toca directamente la tecla provocativa con el espectador, porque todos llevamos algún cafre dentro que de sacarlo podría llegar a hacer locuras como las que presenta la película. Mención especial a que se pasa la corrección política por el arco del triunfo.

10. ‘BABY DRIVER

Junto a ‘Déjame salir’ podríamos enmarcar ‘Baby driver’ en ese grupo de películas peculiares, que no aspiran a nada más que entretener y que al final dan el pelotazo. Sin las aspiraciones de la anterior en la temporada de premios, ‘Baby driver’ reinventó este verano el género de las películas de acción con una puesta en escena impresionante y una banda sonora que merece todos los premios habidos y por haber.

Baby Driver

No deja de ser un blockbuster facilón, pero su idea diferente hace las delicias de cinéfilos y melómanos a partes iguales. Las actuaciones de su elenco principal y las escenas de persecuciones, combinadas con un guion ágil, mordaz y potente hacen de ‘Baby driver’ una de las cintas más recordables de 2017. Una buena excusa para ver buen cine, escuchar buena música y disfrutar de una tarde de palomitas.

9. ‘WONDER WOMAN

Segunda de las películas de superhéroes en entrar en esta lista. ‘Wonder Woman’ supone una rareza dentro del Universo Extendido de DC, porque es la única de las películas lanzadas hasta ahora que ha sido bien recibida por público y crítica. Patty Jenkins y su equipo han construido una película de orígenes que, si bien sigue el patrón de otros del género, se disfruta de principio a fin.

Wonder Woman

Mérito del éxito de ‘Wonder Woman’ también tiene Gal Gadot, que dota a su personaje del empaque del que carecen el resto de personajes principales del universo cinematográfico de DC Cómics en este momento. Aunque se nos lleve a un mundo imaginario, se juegue con elementos mitológicos, etc. todo aquí tiene sentido. Además de todo eso, es la primera película del género que tiene a una mujer de protagonista y no da vergüenza ajena, no como ‘Catwoman’‘Elektra’.

8. ‘LA BELLA Y LA BESTIA

Sí, ‘La bella y la bestia’ es una película de 2017, aunque su estreno nos quede ya muy lejos. Es lo más cerca que he estado este año de una película de animación y, la verdad, nos dejó a todos con un gran sabor de boca. Disney está acertando llevando sus clásicos de siempre a películas de acción real, aun cuando estas pueden ser tan complejas de adaptar como esta.

La bella y la bestia

Si bien no es su mejor trabajo, Emma Watson hizo que todos nos ilusionáramos como niños pequeños de volver a esa Francia ficticia donde teteras, armarios, candelabros, etc. cobran vida en el castillo de un príncipe que se convirtió en monstruo por una maldición. Imaginación y técnica apabullante acompañadas de una banda sonora que nos evocó de nuevo al clásico.

7. ‘IT

Única representante del género de terror dentro de la lista final. ‘It’ ha supuesto un soplo de aire fresco a un género que siempre divaga entre películas mediocres y originales que no son muy apreciadas. ‘It’ ha unido también a público y crítica en el aplauso hacia el buen hacer de todo su equipo y de un elenco de jóvenes actores a los que no debemos perder la pista.

It

La mejor adaptación de una obra de Stephen King en mucho tiempo se valió del aire retro de la serie de moda, ‘Stranger Things’, para llevar a la gran pantalla la historia del payaso Pennywise. Una película que combina con destreza terror, thriller y comedia. Por méritos propios se convirtió en una de las películas que más ha dado de que hablar durante este 2017.

6. ‘STAR WARS. EPISODIO VIII: LOS ÚLTIMOS JEDI

Sí, la última de ‘Star Wars’. En redes sociales ya he defendido el trabajo de Rian Johnson, porque creo que lo merece, frente a tanta crítica exagerada, subida de tono y tanta recogida de firmas absurda para que la película deje de ser canon. Fuera de toda polémica, ‘Los últimos Jedi’ han traído la renovación necesaria a una franquicia que necesitaba urgentemente explorar otros caminos y para no quedarse estanca en lo de siempre.

Star Wars. Los últimos Jedi

‘Star Wars’ ha tenido que llegar a una octava entrega para dotar a sus personajes de tres dimensiones. La historia ya no se pinta en blancos y negros, se pinta en grises. Se nos caen mitos como Luke Skywalker, que ya no es perfecto e invencible, se deja de atribuir la fuerza a la sangre y se ahonda mucho más en lo mucho que este universo puede ofrecer. Porque es valiente, atrevida, respetuosa y honesta, ‘Los últimos Jedi’ merecen un lugar destacado.

5. ‘LOGAN

‘Logan’ puede ser el antepenúltimo capítulo de un universo de superhéroes de Marvel fuera de Marvel. Los ‘X-Men’ pasarán en breve a ser de nuevo de Marvel en el cine tras la compra de Disney de Fox. ¿Y todo esto ahora a cuento de qué? Pues porque muchos tememos que se pierda el tono adulto y serio que este verso suelto de Marvel ha ido creando a lo largo de 10 películas desde el año 2000, y todavía quedan por estrenarse tres más, que cerrarán, teóricamente, este universo.

Logan

‘Logan’ supuso el adiós de Hugh Jackman del personaje que le ha puesto en el mapa. Un adiós honesto, melancólico, duro y violento, a la altura de un personaje que bien merecía una despedida así tras convertirse en uno de los iconos de las últimas décadas. Una película que, como ‘El caballero oscuro’ de Christopher Nolan, podría verse como una peli más, pero que da la casualidad de que está protagonizada por un superhéroe.

4. ‘THE DISASTER ARTIST

Película que se estrena hoy, 29 de diciembre, en nuestras salas de cine. Tuve la oportunidad de verla en el Festival de San Sebastián en un año donde solo he podido ver dos películas, esta premiada con la Concha de Oro y la otra que recibe galardones por todo el mundo. La comedia de James Franco sobre el rodaje de la película ‘The Room’ es uno de esos casos de cine dentro de cine que fascinan a gente del mundillo y que de vez en cuando vienen para petarlo en premios y audiencia.

The Disaster Artist

La película nos retrata con mucho humor la vida de dos disparatados actores y cómo se embarcan en el rodaje de una película delirante, calificada habitualmente como “la peor película de la historia” y que tiene hordas de fans por todo el mundo. ‘The Disaster Artist’ será una película que quedará oculta en la temporada de premios, aunque tendrá sus nominaciones, pero que está llamada a convertirse en un clásico contemporáneo.

3. ‘DUNKERQUE

Es la gran película bélica de 2017, no creo que haya discusión en este aspecto. La última cinta de Christopher Nolan, estrenada en verano, ha sobrevivido hasta ahora como una de las claras favoritas a llevarse el Óscarmejor película. Sin apenas diálogos, con una ambientación espectacular y un ritmo de infarto que se acompaña de una banda sonora atronadora, ‘Dunkerque’ ha llevado por fin esta historia al cine.

Dunkerque

Junto a ‘La forma del agua’‘Call Me By Your Name’ se ha convertido en película de referencia para lo que está por venir en los próximos meses. Ya sabemos que a la Academia le gusta Christopher Nolan, pero que nunca ha sido reconocido ni como director, ni como mejor película. Si Hollywood no quiere volver a premiar una película con temática LGTB o a un director latino, tendrá seguramente en ‘Dunkerque’ su foco puesto.

2. ‘LA LLAMADA

Única representante del cine español en esta lista. ‘La llamada’ es una película pequeña, con una taquilla que no habrá hecho historia, pero que se ha convertido en referencia para una generación. Sus directores, Javier CalvoJavier Ambrossi, se han convertido en las grandes estrellas del momento por ‘La llamada’‘Paquita Salas’ y por ser profesores en Operación Triunfo.

La llamada

Esta curiosa historia de dos adolescentes y dos monjas, aliñada con música de Whitney Houston y con grandes dosis de comedia y naturalidad, acumula nominaciones y aplausos por parte de todos. Puede que no termine por llevarse muchos GoyaFerozForqué, pero está llamada a convertirse en una película que haga historia en sus futuros pases en televisión. Quedará como un clásico y sus frases se unirán al subconsciente colectivo, ¿se le puede pedir más a una película?

1. ‘CALL ME BY YOUR NAME

Única película de este año que se ha llevado la máxima nota en este blog, así que por razones obvias, ‘Call Me By Your Name’, la historia de amor de Elio (Timothée Chalamet) y Oliver (Armie Hammer), es la primera película de este año. Absolutamente mágica, poderosa, sencilla y auténtica. ‘Call Me By Your Name’ llegará a los cines en España el 26 de enero, y hará que miles de personas se rindan a sus pies como ha ocurrido con la crítica y el público, que aplauden al unísono esta pequeña pero gran historia.

Call Me By Your Name

Ha llamado la atención del público por ser una historia de amor gay (sí, esto en 2017 sigue llamando la atención). Ha generado polémica por ser una historia de amor entre un adolescente de 17 años y un joven de 24. Ha entusiasmado a la comunidad LGTB por su retrato honesto de las relaciones gays, algo que el cine comercial sigue sin retratar (sí, aún todavía en 2017). Y ha enamorado a todos por descubrir al mundo a un actorazo como Timothée Chalamet, espectacular como Elio y fuerte contrincante para llevarse los premios a mejor actor en los Globos de Oro, en los Óscar y en cualquier otro premio. Pedro Almodóvar ha dicho de ella: “todo es bonito, atractivo, deseable y emocionante en esta película”. ¿Necesitas alguna razón más para ir a verla cuando esté en cartelera?

Muchas gracias por seguir este blog un año más, feliz 2018 lleno de cine y de buenos momento. ¡Feliz año!

Ver Post >
‘Barcelona, noche de invierno’, repetir fórmula, ahora en Navidades

Barcelona, noche de invierno | Barcelona, nit d'hivernBARCELONA, NOCHE DE INVIERNO

Título original: Barcelona, nit d’hivern

Año: 2015

Duración: 92 minutos

País: España

DirectorDani de la Orden

GuionDaniel González, Eric Navarro y Eduard Sola

MúsicaJoan Dausà

FotografíaRicard Canyellas

RepartoAlberto San Juan, Miki Esparbé, Àlex Maruny, Bárbara Santa-Cruz, Àlex Monner,Monserrat Carulla, Asunción Balaguer, Mariano Venancio, Alexandra Jiménez,Abel Folk, Vicky Luengo, Fanny Gautier, Clara Segura, Berto Romero y Cristian Valencia

ProductoraPlaytime Movies / Sábado Películas / El Terrat / Filmin / Televisió de Catalunya (TV3)

Género: Romance / Drama / Comedia

En Barcelona, durante la mágica noche de Reyes, varios personajes viven historias de amor románticas, alocadas y en ocasiones agridulces. (FilmAffinity)

Después de un éxito notable con Barcelona, noche de verano, no es sorprendente que Dani de la Orden siguiera explotando la fórmula que le dio su primer gran triunfo. El esquema es calcado, idéntico, incluso hay personajes que repiten y todo, pero ahora la historia se centra en la noche de Reyes.

Barcelona, noche de invierno | Barcelona, nit d'hivern

Como en la anterior parte, voy por partes. Primero con las tramas repetidas, aunque una de ellas es a medias. En estas tres historias hay personajes que repiten, aunque se les añaden nuevas compañías.

De nuevo siguen siendo lo mejor de la película, Miki Esparbé Bárbara Santa-Cruz. Los dos actores siguen interpretando a la joven pareja de madrileña y barcelonés, pero esta vez ya son padres. En una de sus absurdas discusiones ella se va de casa y decide pasar la noche de Reyes con sus padres en Madrid. La entrega de los dos actores, nuevamente, hace que la suya destaque muy por encima del resto, y esta vez con más razón, ya que la otra gran historia de la primera aquí no está. Esparbé es esta vez el que más destaca entre los dos.

Barcelona, noche de invierno | Barcelona, nit d'hivern

Hablando de la otra gran historia de la primera, la de Àlex Monner y Luis Fernández, perdemos esta vez de vista al segundo. El primero sigue interpretando a Jordi, el futbolista gay que ha fichado por el Barcelona, aunque desconocemos si sigue jugando o no en el equipo culé. En este caso tenemos una cena familiar donde podemos ver a veteranos como Montserrat CarullaAsunción Balaguer, así como al televisivo Berto Romero. Aunque no tenemos una continuidad real de la historia de la primera parte no la echamos de menos con la confesión de las dos veteranas actrices que harán de esta una gran historia.

La tercera historia repetida es la de Bernat SaumellCristian Valencia. Los dos compañeros de piso siguen con su particular pique, esta vez teniéndose que enfrentar a la decisión de hacer un trío con la chica que les lleva las pizzas. Si en la primera me costó conectar con su historia, en esta me ha pasado igual, una auténtica pena, ya que ellos lo hacen bien.

Barcelona, noche de invierno | Barcelona, nit d'hivern

Desde aquí, las historias son nuevas. Así, tenemos a una chica francesa que de pronto aparece en la casa de un anciano. Ella le traerá un mensaje, que él tuvo una hija de la que nunca supo nada. La más breve de las tres historias se podría resumir en un cameo de un par de escenas, aunque tiene un giro final interesante con ella.

La segunda historia debutante es la del grupo de amigos que intenta consolar y animar a su otro amigo a que salga a “tirarse” a una tía. El problema de Àlex Maruny es que es un enamoradizo perdido. Conseguirá ir a la cama con una chica, pero no sin la presión previa de su amigo, David Guapo. Destaca en esta historia el cameo de Yolanda Ramos, impagable.

Barcelona, noche de invierno | Barcelona, nit d'hivern

Última de las historias, la del rey mago que salta de la carroza para ir en busca de una persona que ha visto entre los asistentes de la cabalgata. Alberto San Juan, con ayuda de una fotógrafa, recorrerá Barcelona vestido de rey mago en una historia que no termina de funcionar.

De nuevo iniciamos la película con un corto en modo de cómic, aunque esta vez sin alcanzar el interés que despertaba el corto de la primera entrega. Se repite igualmente la fórmula musical, con Joan Dausà poniendo música a los fotogramas.

Lo mejor: La historia de las abuelas y la dupla de Miki Esparbé Bárbara Santa-Cruz.

Lo peorLaura de la Isla.

Barcelona, noche de invierno | Barcelona, nit d'hivern

Ver Post >
‘Call Me By Your Name’, la mejor película del año

Call Me By Your NameCALL ME BY YOUR NAME

Título original: Call Me By Your Name

Año: 2017

Duración: 130 minutos

País: Italia

Director: Luca Guadagnino

Guion: Luca Guadagnino, James Ivory, Walter Fasano (basado en la novela de André Aciman)

Música: Sufjan Stevens

Fotografía: Sayombhu Mukdeeprom

RepartoTimothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel y Victoire Du Bois

Productora: Frenesy Film Company

Género: Romántico / Drama

Una historia de amor de verano entre Elio Perlman, un joven adolescente de 17 años, y Oliver, un estudiante de 24 invitado a la casa familiar de la Riviera italiana. (FilmAffinity)

Lo he dicho en más de una ocasión, cuando toda la crítica y el público se rinden en elogios hacia una película, a mí me echa atrás. Este año que por diversas cuestiones no puedo disfrutar del Festival de San Sebastián tanto como en años anteriores he sido muy cuidadoso en elegir dos películas, las únicas que veré. Una de ellas, tenía que ser la que para la gran mayoría de críticos y afortunados que la han visto en diversos festivales está siendo la película del año: ‘Call Me By Your Name’.

Call Me By Your Name

La película cuenta la historia de amor entre Oliver, un joven estudiante que pasa un verano junto a una familia italiana, y Elio, el hijo de esta familia. De una forma totalmente sutil, con miradas, pequeños gestos y un guion al servicio de un amor que traspasa la pantalla, el espectador se enamora junto a ellos de esta relación sobre la que habla ya todo el mundo. Ha pasado por MelbourneSundanceBerlínToronto… y ahora San Sebastián. Trata de buscar una crítica negativa, ya llegarán por los tristes de siempre, y no encontrarás ninguna.

Como película no encontraremos novedades en ningún lado. Seamos sinceros, hay miles de películas con más derroche técnico, planos más originales y que aportan una revolución mayor al mundo del cine. Lo que hace diferente a ‘Call Me By Your Name’ no es su forma de estar rodada, la película consigue crear uno de esos amores que no se quedan en la pantalla, inundan el corazón del espectador y se van con él una vez que ha abandonado la sala. Es una de esas películas eternas,  y eso que todavía no se ha estrenado en salas de cine.

Call Me By Your Name

Comienza de forma muy muy pequeñita pero no para de crecer en ningún momento. La evolución es continua, pero lógica y totalmente coherente, se cocina a fuego lento, como los mejores guisos. Llega hasta tal punto ese crecimiento que como espectadores nos caemos rendidos al final igual que los propios personajes. Es sensual, emotiva, especial, inocente, vulnerable, potente, poderosa, brillante… No podría escatimar en elogios hacia esta película que ya es un clásico sin haberse estrenado y que está llamada a ser una película de culto.

Como gran virtud, ‘Call Me By Your Name’, la película, consigue redondear de forma mucho más eficaz que el libro la historia de amor. En la novela de André Aciman falta concreción, sobran elementos y faltan otros que nos sitúen realmente en el tiempo y el lugar que narra la cinta. El guion de Luca Guadagnino (director también), James IvoryWalter Fasano, elimina toda la paja, hace crecer la historia con pequeñas pinceladas que nos transportan al momento histórico y le aporta la vivacidad y rapidez de la que carece en ciertas ocasiones la obra de Aciman.

Call Me By Your Name

Es de agradecer también que el guion no haya omitido los grandes momentos de la novela. Especialmente interesante es el tercio final, muy diferente a la novela, pero que sigue manteniendo los momentos álgidos de la misma. La charla final que mantiene el personaje de Timothée Chalamet con su padre, Michael Stuhlbarg, es absolutamente impresionante. Me podría arriesgar y decir que es la mejor escena de toda la película.

En el plano actoral, Armie Hammer (Operación U.N.C.L.E.‘) aporta la parte sensual a la cinta, y su actuación enamora. Pero si hay alguien que se destapa como toda una revelación, se come la pantalla y al resto del reparto es el joven Timothée Chalamet (Interstellar‘). El joven actor resiste sobre sus hombros todo el peso emotivo de la película. No haré spoiler, pero el plano fijo de los títulos de crédito bien merece un Óscar. El juego de miradas y gestos entre los dos es una delicia difícil de rechazar.

Call Me By Your Name

Es tan veraz la cinta que uno no puede resistirse a querer verla una vez más. En el pase al que pude asistir en el Zinemaldia escuché a varios espectadores que comentaban que ya habían visto la película y que estaban allí repitiendo experiencia, y pagando su correspondiente entrada. Tras verla, uno entiende cómo la cinta sobrevive en uno mismo, tanto que no pude dejar de pensar en sus paseos en bicicleta, sus paisajes, sus diálogos, sus melocotones, su sencillez y su vivacidad durante horas. Simplemente, brillante, apabullante, imprescindible.

Me voy a repetir, pero para concluir no puedo hacerlo de otra manera. Si todo el mundo habla de ‘Call Me By Your Name’ es por algo, es por derecho la mejor película del año. La cinta que ha recibido el aplauso más estruendoso y duradero de todas aquellas películas que he visto estos últimos tres años en el Zinemaldia. Es una obra maestra, y sin haberse estrenado todavía es ya un clásico y una película de culto.

Lo mejor: Consigue traspasar la pantalla, es uno de esos amores de película que durarán generaciones y generaciones.

Lo peor: Que habrá que esperar a febrero para volver a verla cuando se estrene en cines.

Call Me By Your Name

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor