Diario Vasco
img
Categoría: Western
‘Django desencadenado’, explosivo Tarantino

DJANGO DESENCADENADO

Título original: Django Unchained

Año: 2012

Duración: 165 minutos

País: Estados Unidos

DirectorQuentin Tarantino

GuionQuentin Tarantino

FotografíaRobert Richardson

RepartoJamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Kerry Washington,Samuel L. Jackson, Don Johnson, Walton Goggins, Laura Cayouette,Dennis Christopher, M.C. Gainey, James Remar, Michael Parks, Bruce Dern,James Parks, Cooper Huckabee, Doc Duhame, Franco Nero, Quentin Tarantino,James Russo, Jonah Hill, Dana Michelle Gourrier, Sammi Rotibi, Nichole Galicia,Ato Essandoh, David Steen, Amber Tamblyn, Zoe Bell, Russ Tamblyn, Tom Savini,Rex Linn, Lee Horsley y John Jarratt

ProductoraSony Pictures / The Weinstein Company

Género: Western

En Texas, dos años antes de estallar la Guerra Civil Americana, King Schultz, un cazarrecompensas alemán que sigue la pista a unos asesinos para cobrar por sus cabezas, le promete al esclavo negro Django dejarlo en libertad si le ayuda a atraparlos. Él acepta, pues luego quiere ir a buscar a su esposa Broomhilda, esclava en una plantación del terrateniente Calvin Candie. (FilmAffinity)

No soy un gran conocedor del cine de Quentin Tarantino, ni soy fan de su cine, ni me meto en maratones de sus grandes obras. Llegué a esta ‘Django desencadenado’ tras dejarlo en la lista de películas a ver durante mucho tiempo y tras un largo tiempo de insistencia por parte de mi hermano. Pues bien, aquí va, el turno de Tarantino de debutar en este espacio que ya cuenta con 3 años a sus espaldas.

El western que el cineasta norteamericano dirigió en 2012 se nos presenta como un explosivo espectáculo de casi tres horas en las que apenas se deja respirar al espectador. Un continuado ir y venir de personajes rudos chocando con lo depurado y vivo de los diálogos, marca de la casa del director. Tarantino construye un mundo que toma como punto de partida la relación entre un cazarrecompensas alemán y un esclavo con sed de venganza que ha liberado de las cadenas de su amo.

En este mundo variopinto, tan típico de Quentin Tarantino, damos a parar con un buen puñado de actores que brillan con luz propia en un mundo sombrío y poco apetecible como el oeste americano. Especialmente brillante está un Christoph Waltz (Spectre) que se vuelve el auténtico protagonista de la película, muy por encima del personaje que da nombre a la misma. Las dos primeras secuencias de la película son todo un derroche de saber hacer, fuerza interpretativa y capacidad de captar la atención del espectador con mucha palabra y unos disparos en el momento adecuado.

Frente a la verborrea magnética de ese King Schultz de Christoph Waltz tenemos a un Jamie Foxx de pocas palabras y de imponente presencia. Su dura mirada y su capacidad para adentrarnos en la incontenible sed de venganza de este esclavo poseen al espectador desde el principio. Todos queremos saber qué pasará con él, cómo saldrá de esa y si logrará su objetivo.

Llevando al personaje de Waltz a un nivel mayor nos encontraríamos al de Leonardo DiCaprio. Auténtica lección de actuación del actor de Titanic que mete miedo como negrero desalmado. Igual que ocurre con WaltzDiCaprio tiene la oportunidad de oro de poder demostrar lo mucho que tiene que dar, que para algo es uno de los actores más brillantes que tenemos actualmente.

Llegados a este punto, hay una tónica que se repite una y otra vez: el diálogo. El impresionante guion escrito por Tarantino es el principal atractivo de esta película que en manos de cualquier otro se hubiese vuelto un western arquetípico, sin atractivo alguno y carente de personalidad. Aquí sabemos que estamos viendo una película de Quentin. Los giros de guion, los personajes, los diálogos, las situaciones… todo en ‘Django desencadenado’ respira de Quentin Tarantino. Hay pocos directores capaces de crear cualquier tipo de película y que en todas sea su mano tan reconocible como en este caso.

Aunque como siempre le ocurre a Tarantino, cierta sensación de exceso inunda la pantalla. Hay demasiado en demasiado tiempo, en demasiados escenarios, en demasiados personajes y en demasiado todo. No hay lugar a la mesura y alguno pensará que ese es el gran fuerte de Quentin y su cine, pues también puede ser, pero soy partidario del menos es más.

Finalmente, Tarantino tuvo el valor de revitalizar un género que parece más muerto que otra cosa. La época dorada del western pasó y ahora nos encontramos con alguna que otra joyita puntual, pero nada como lo que hace décadas ocurría. Este ‘Django desencadenado’ va directamente al saco de las películas a recuperar una y otra vez, a esos grandes westerns.

Lo mejor: Un guion espectacular y la capacidad de revitalizar un género “muerto”.

Lo peor: Peca del exceso habitual del propio Tarantino.

8,5

Ver Post >
‘La torre oscura’, Stephen King no merece esto

Crítica La torre oscura | Stephen KingLA TORRE OSCURA

Título original: The Dark Tower

Año: 2017

Duración: 95 minutos

País: Estados Unidos

DirectorNikolaj Arcel

GuionAkiva Goldsman, Nikolaj Arcel y Anders Thomas Jensen

MúsicaJunkie XL

FotografíaRasmus Videbæk

RepartoIdris Elba, Matthew McConaughey, Tom Taylor, Katheryn Winnick, Abbey Lee,Jackie Earle Haley, Fran Kranz, Claudia Kim, Michael Barbieri, José Zúñiga,Alex McGregor, Dennis Haysbert y Nicholas Hamilton

ProductoraColumbia Pictures / MRC / Imagine Entertainment / Weed Road

Género: Fantástico / Western / Ciencia ficción

En un mundo extrañamente parecido al nuestro un cowboy de nombre Roland Deschain de Gilead persigue a su eterno enemigo, “el hombre de negro”. Roland, solitario, quizá maldito, anda sin descanso a través de un paisaje triste y abandonado. Conoce a Jake, un chico de Nueva York pero venido de otro tiempo, y ambos unen sus destinos. Ante ellos están las montañas. Y mucho más allá, la Torre Oscura…(FilmAffinity)

No he leído ningún libro de Stephen King, tampoco aquellos en los que se basa ‘La torre oscura’, pero presupongo que uno de los escritores más aplaudidos y vendedores de la historia es buen escritor. Por esto, me inclino hacia la postura de los que ven el error en la película y no en el material en el que se basa. Si ‘La torre oscura’ literaria ha generado tantísimo revuelo durante años será por algo.

Crítica La torre oscura | Stephen King

Esta adaptación comenzó renqueante. Cambios de guionistas, directores, productores, actores… lo habitual para predecir que algo no va del todo bien, que se lo digan a Cuatro fantásticos. Estamos ante una película hecha a partir del material de 8 libros, que se dice pronto, con casi 5.000 páginas, y resumida en apenas hora y media. Imagino que sabrás lo que insinúo, aquí se han cepillado la historia de muy mala manera.

Voy a enumerar brevemente lo bueno de la película para pasar a decir lo malo que me llevará más tiempo. Idris Elba (Vengadores. La era de Ultrón) se toma muy en serio su trabajo, y es de agradecer. Su papel como pistolero es, de largo, el más salvable de todos los que salen en la cinta. El diseño del planeta, dimensión, como sea donde viven el mago y el pistolero está planteado genial.

Crítica La torre oscura | Stephen King

Pero vamos a lo que tenemos que ir. Cuando condensas tantísimo material en un tiempo tan justo pasa lo que pasa. Las lagunas del guion son insalvables. ¿Por qué está ahí la torre? ¿Por qué quiere el malo destruirla? ¿Qué razones mueven al mago a querer destruir el planeta, además de la estúpida razón habitual de “porque sí”? Nada de esto tiene respuesta, y nos quedaremos sin respuestas los que no hayamos leído los libros antes de ir al cine.

Matthew McConaughey (Interstellar) está insultante. Durante toda la película se le nota su desgana. Está para cobrar el cheque y no se esfuerza en interpretar a su personaje. Si falla el malo, ya sabemos, la película falla. Un villano a la altura consigue sostener una película y hacerla grande, pero aquí todo esto brilla por su ausencia.

Crítica La torre oscura | Stephen King

El resto de personajes, el niño (Tom Taylor) y la madre (Katheryn Winnick), principalmente, no aportan nada, pero nada de nada. Están para darle cierto sentido a la película, pero se nota que si el director hubiera podido se hubiese cargado a estos personajes y otros para centrarse en el duelo entre ElbaMcConaughey. De hecho, en los trailers apenas salen estos personajes.

El ritmo hace aguas. Pasamos de momentos extremadamente veloces donde pasa mucho en muy poco tiempo a secuencias dilatadas durante demasiado tiempo que tampoco vienen muy a cuento. Esto nos lleva a un problema clave, si yo no conozco el libro me tengo que enganchar únicamente por la película, así que si esta no cumple difícilmente me puedo enganchar a nada.

En definitiva. Una adaptación muy pobre que brilla más por los efectos especiales que por su guion o actuación.

Lo mejorIdris Elba, en realidad es lo único bueno.

Lo peorMatthew McCounaghey, porque un villano debe ser un personaje interesante siempre y aquí no lo es.

Crítica La torre oscura | Stephen King

Ver Post >
'Comanchería', un western del siglo XXI

COMANCHERÍA

Título original: Hell or High Water

Año: 2016

Duración: 102 minutos

Director: David Mackenzie

Guion: Taylor Sheridan

Música: Nick Cave, Warren Ellis

Fotografía: Giles Nuttgens

Reparto: Jeff Bridges, Chris Pine, Ben Foster, Gil Birmingham, Katy Mixon, Dale Dickey,Kevin Rankin, Melanie Papalia, Lora Martinez-Cunningham, Amber Midthunder,Dylan Kenin, Alma Sisneros, Martin Palmer, Danny Winn, Crystal Gonzales, Terry Dale Parks, Debrianna Mansini y John-Paul Howard

 

Productora: CBS Films

Género: Thriller / Western / Drama

Un padre divorciado y su hermano, un ex presidiario recién salido de la cárcel, se dirigen al Oeste de Texas con el objetivo realizar una serie de robos en una serie de sucursales bancarias, con el fin de poder conseguir el dinero suficiente como para poder salvar la granja familiar. (FilmAffinity)

‘Comanchería’ ha sido la gran sorpresa entre las nominadas al Óscar a mejor película. El cine independiente siempre tiene alguna película en la carrera final, aunque sea para darle presencia y poco más. Con esta intención estará ‘Comanchería’ en la gala de los Óscars del próximo 26 de febrero, donde, si no hay sorpresa, se irá de vacío.

Planteado como un western moderno, ‘Comanchería’ cuenta la historia de dos hermanos que se dedican a robar bancos, mientras la policía les da caza en un entorno agreste y duro. El filme plantea si la épica que se mostraba en los westerns tradicionales tendría cabida en la actualidad. ¿Está bien que se atraquen bancos? ¿Lo aprueba la gente? Parece que no.

‘Comanchería’, de título original ‘Hell or High Water’, expresión realmente complicada de traducir al castellano, consigue erigirse como una de las grandes sorpresas del año. Una película tremendamente potente, aunque esté contada desde la contención más absoluta, con personajes que tardan en explotar, pero que guardan un potencial visual y un atractivo difícil de evitar para un espectador que desde el minuto 1 se siente atrapado por la historia.

Enmarcado en un paisaje hipnótico, a pesar de lo agreste, ‘Comanchería’, es una película que apetece, a pesar de ser un golpe en el estómago para el espectador. En esa dicotomía entre lo que es bueno y malo, donde se enfrentan la ética y la necesidad. La intención de la pareja de atracadores no es otra que salvar la granja familiar que han recibido en herencia.

Chris Pine (Star Trek) y Ben Foster (Inferno) dan vida a los dos hermanos. Su actuación está muy lograda, se mimetizan con el entorno y dan buena cuenta de lo en serio que se han tomado el trabajo. Su trabajo es creíble, oscuro, taciturno, contenido y salvaje, todo al mismo tiempo. Estremece su frialdad y su capacidad para dotar de realismo a dos personajes que podrían haber caído en el esperpento absoluto.

En el lado contrario tenemos al sherif, encarnado por Jeff Bridges, totalmente entregado a su papel. Él es quien pone el toque ácido y sarcástico con el que se presenta toda la película. Su relación con su compañero policía es uno de los puntos a destacar del filme, además de su gran trabajo que le ha permitido estar nominado a Mejor actor secundario en la próxima edición de los Óscars.

No quiero terminar sin aplaudir el buen trabajo en fotografía y en la elección de la banda sonora, es, junto a ‘La La Land’ el mejor ejemplo a este respecto que he visto de momento entre las grandes candidatas al Óscar. Toda la historia consigue ganar más con el estupendo trabajo que en este aspecto se ha tomado desde la película dirigida por David Mackenzie.

La mayor pega que se le puede sacar a la película es que no termina de explotar hasta la media hora final. Toda la cinta se mantiene en un tono plano hasta que consigue ganar en ritmo y fuerza con los 30 últimos minutos, absolutamente apoteósicos.

Lo mejor: gran trabajo actoral, de fotografía y de banda sonora.

Lo peor: no termina de ganar ritmo hasta la media hora final que es apoteósica.

Ver Post >
'El renacido', esta vez sí Leo

EL RENACIDO (THE REVENANT)

Título original: The Revenant

Año: 2015

Duración: 156 minutos

País: Estados Unidos

Director: Alejandro G. Iñárritu

Guion: Mark L. Smith y Alejandro G. Iñárritu

Música: Carsten Nicolai y Ryûichi Sakamoto

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Reparto: Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck,Paul Anderson, Kristoffer Joner, Joshua Burge, Duane Howard, Melaw Nakehk’o,Fabrice Adde, Arthur RedCloud, Christopher Rosamond, Robert Moloney, Lukas Haas, Brendan Fletcher, Tyson Wood y McCaleb Burnett

Productora: New Regency

Género: Aventuras / Western

Año 1823. En las profundidades de la América salvaje, el explorador Hugh Glass participa junto a su hijo mestizo Hawk en una expedición de tramperos que recolecta pieles. Glass resulta gravemente herido por el ataque de un oso y es abandonado a su suerte por un traicionero miembro de su equipo, John Fitzgerald. Con la fuerza de voluntad como su única arma, Glass deberá enfrentarse a un territorio hostil, a un invierno brutal y a la guerra constante entre las tribus de nativos americanos, en una búsqueda implacable para conseguir vengarse. (FilmAffinity)

Nominado a la friolera de 12 Premios de la Academia. ‘El renacido’ parte con ventaja  sobre las otras películas nominadas a llevarse algún Óscar, aunque Mad Max. Furia en la carretera le pisa los talones a la cinta de Alejandro G. Iñárritu. ‘El renacido’ opta a los premios de mejor vestuario, mejor edición de sonido, mejor sonido, mejor maquillaje y peinado, mejor diseño de producción, mejor fotografía, mejores efectos visuales, mejor edición, mejor actor de reparto (Tom Hardy), mejor actor (Leonardo DiCaprio), mejor director (Alejandro G. Iñárritu) y mejor película.

‘El renacido’ es dura, directa, impactante, cruda, cruel y, sí, larga. Iñárritu se aleja de Birdman, con el que ganó todo hace un año, y nos sumerge en una historia épica, con pocas palabras, fotografía espectacular y muy poco apta para aprensivos.

Al contrario que en Birdman, donde considero que los críticos, académicos y todos, en general, se volvieron locos, porque ya me explicarán qué tenía de especial esa película, en ‘El renacido’ asistimos a una película grandiosa. Desde las actuaciones, al manejo de la cámara y sonido, dirección, guion, fotografía… todo tiene aire de gran cine.

Si te impresiona ver sangre, mutilaciones, tripas y una larga serie de asquerosidades varias, ‘El renacido’ no es tu película. Ahora, si lo que esperas ver es una historia épica, un filme desgarrador, una experiencia difícilmente olvidable, esta sí es tu película.

Tom Hardy (London Road) está soberbio en el papel de villano. Hardy, actor de moda, vuelve a demostrar que es uno de los mejores actores del momento, y que no se achanta ante ningún actor protagonista, por mucho nombre que pueda tener. El de Hardy es un rostro que cualquier director querría tener a su lado.

En este caso, el actor protagonista, al que se tiene que enfrentar Hardy, es Leonardo DiCaprio. El protagonista de ‘Titanic‘ o ‘El Lobo de Wall Street’ lleva demasiado tiempo mereciendo llevarse el mayor premio para un actor, y parece que esta vez sí, esta vez sí Leo. Su interpretación de Hugh Glass pone los pelos de punta, espectacular, inolvidable. Si no le dan el Óscar por esta película que se la den por toda su carrera, que ya va siendo hora.

‘El renacido’ flaquea en su larguísimo metraje, dos horas y media de cinta que resulta brillante en la primera hora y media, se hace pesada en los 40 minutos siguientes y remonta en los 20 minutos finales. Se hace más pesada por los pocos diálogos que tiene, aunque es un detalle necesario para contar esta historia, tan primitiva en sus motivaciones y personajes.

Está basado en hechos reales, por lo que todo lo que vive el personaje interpretado por DiCaprio impresiona todavía más. Habrá muchas licencias cinematográficas, pero si este hombre vivió el 10% de lo que se narra, bien ha merecido una película.

El gran fuerte de ‘El renacido’ es la espectacular fotografía, paisajes y localizaciones.

Lo mejor: DiCaprio y la espectacular fotografía.

Lo peor: excesivo metraje, con 30 o 40 minutos menos se podía contar igual de bien.


Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor