Diario Vasco
img
Fecha: febrero 9, 2018
The It Crowd (Los Informáticos): ¿Ha probado a encender y apagar el ordenador?
Lorenzo Mejino 09-02-2018 | 7:00 | 0

Las comedias británicas, salvo ciertas brillantes excepciones, han perdido en este siglo bastante del prestigio y popularidad que obtuvieron en el siglo XX. Por suerte de vez en cuando quedan genios aislados como Graham Linehan que consigue que sus comedias negras con personajes entrañables pero con un cierto punto estrafalario mantengan en alto ese pabellón del humor británico.

‘The IT Crowd’ que aquí conocimos como ‘Los Informáticos’ se ha convertido en una verdadera comedia de culto que sigue la senda de sus dos éxitos precedentes ‘Father Ted’ y ‘Black Books’, donde su maestría para hacernos reír con grupos marginales e inadaptados, ya sean curas, libreros o informáticos se vuelve a poner de manifiesto, como les vamos a mostrar en el siguiente artículo.

destacadaFicha: The It Crowd 24 ep + 1 especial 30 min    Feb 2006- Sep 2013 Cadena: Channel 4 (UK) -Canal +/Netflix (E)

Sinopsis: Los tres componentes del departamento de informática de una gran corporación tienen una oscura y desterrada existencia en el sótano del edificio corporativo, donde conviven con sus rarezas y manías al margen del resto de la empresa, de la que son piezas imprescindibles pero solo cuando los necesitan.

El inicio: El irlandés Graham Linehan es uno de los más destacados escritores de comedia británica, que empezó su fructífera carrera con ‘Father Ted’ una comedia negra sobre tres curas perdidos en una remota parroquia de la costa oeste irlandesa y sus relaciones con los extraños parroquianos que les han tocado en suerte.

Más adelante volvió a acertar en la diana, con ‘Black Books’ que sigue siendo la que muchos consideramos su mejor obra, una sitcom muy cafre sobre el estrafalario propietario de una librería de viejo, su humillado empleado y su vecina comerciante otra inadaptada a la vida social.

graham-linehanTras finalizar la tercera y última temporada de ‘Black Books’, Linehan decidió en principio tomarse un descanso televisivo para concentrarse en la escritura de un guión cinematográfico y cambiar de tercio.

El largo proceso de creación del guión y producción posterior para el cine le sacaba de sus casillas, porque no podía soportar esperar tanto tiempo en ver fructificar sus ideas, por lo que no dudo en aceptar la oferta de la cadena ITV, su casa de siempre, que le dieron carta blanca para crear otra de sus comedias al viejo estilo, multicámara y con gente en el estudio, básicamente por la rapidez de ver sus ideas plasmadas en la pantalla

Linehan estuvo barajando varias ideas, siempre dentro de su esquema de un trío de personajes rarillos en situaciones cotidianas, que era el que le había funcionado en sus dos éxitos precedentes, pero la inspiración le llego un día que llamó a un técnico informático para que viniera a su casa a resolver un problema con su ordenador.

Al llamar, su mujer abrió la puerta y el técnico le espetó a la cara ‘Usted no es Graham’, más adelante en plena visita, Linehan le preguntó porque había tan poca gente haciendo el servicio de reparaciones a domicilio, a lo que le respondió que era debido a que carecían de las habilidades sociales que el tenía para ese tipo de trabajo.

En ese instante Graham Linehan supo que había dado con el tema ideal y basó uno de sus personajes en ese técnico al que conoció fugazmente, añadiendo sus experiencias personales como enamorado de la informática que había sido toda su vida.

Desarrolló rápidamente la idea, siendo aprobada por la cadena ITV para su estreno de una primera temporada de seis episodios, en el Channel 4.

Curiosamente a diferencia de sus dos trabajos previos, la serie fue recibida con una gran frialdad por la crítica británica que consideraba que no cumplía sus expectativas, pero poco a poco y con el desarrollo de los personajes, Linehan se los fue ganando a todos poco a poco, empezando por la divertida cabecera, que se ha convertido en todo un icono del programa.

Seguidamente les dejo con los tres primeros minutos de la serie, donde aprovechan para presentar a dos de los personajes principales de la serie Moss y Roy

La trama: ‘The It Crowd’ es una comedia de personajes en un entorno laboral, en este caso con tres personas con escasas habilidades para las relaciones sociales que gracias a sus compañeros de trabajo consiguen tener una especie de segunda familia.

trioEl primer personaje del trío es Roy (izq), un informático bastante escaqueado, especialista en distraer a todo el mundo, mientras hace ver que trabaja, su vida amorosa oscila entre patética e inexistente y tiene una gran facilidad para meter la pata en situaciones de lo más embarazosas.

A su lado tenemos a Moss, el crack informático del grupo, todo un experto en resolver problemas pero con una inteligencia emocional y unas habilidades sociales comparables a las de un erizo de mar. Vive en su mundo y va absolutamente por libre, como si en el fondo fuera un niño en un cuerpo de un adulto, siendo capaz de las salidas de tono más extemporáneas sin inmutarse.

En mi caso Moss, se convirtió en mi personaje favorito por su capacidad de descolocar al más pintado con escenas como las recopiladas en el siguiente vídeo

Por último tenemos a Jen, una ejecutiva de medio pelo, cuya ambición es superior a sus conocimientos, que miente descaradamente en su entrevista de trabajo, diciendo que es una gran experta en ordenadores, cuando tiene problemas hasta para encender el ordenador, pero al ser nombrada directora del departamento, se ve obligada a convivir con los dos rarillos que le han tocado en suerte.

Su máxima aspiración inicial es escapar de ese sótano y de un cargo del que no tiene ni idea pero tampoco es que su nivel dé para mucho más, como demuestra en este vídeo donde se intenta demostrar que sabe hablar italiano, pero apenas sabe leer un menú de una pizzeria.

Las interacciones entre los tres miembros del departamento forman el núcleo de todas las historias, tanto interiores con sus constantes pullas y bromas internas, como en su relación con el resto de los trabajadores cuando requieren de sus servicios, con atención especial al director de la empresa Delholm Reinhold, fundador de la empresa Reinhold, que al no tener ni idea de informática necesita constantes consejos de sus empleados expertos.

En la 2T hicieron un brillante cambio de personaje, que elevó a la serie a otras alturas, introduciendo como nuevo director a su hijo Douglas, un playboy y mujeriego de vía estrecha, que se convirtió en una pieza indispensable de las historias, que empezaron con esta fabulosa introducción del personaje, que solo era un avance de lo que nos iba a deparar.

La 1T se centra en la llegada de Jen a su nuevo departamento, para ir construyendo poco a poco sus relaciones de amistad y confianza con sus dos nuevos subordinados, bastante reticentes a tener a una iletrada digital como su jefa y responsable.

La serie fue evolucionando, en especial gracias a la entrada antes mencionada del nuevo director, que abrió las tramas mas allá del cubículo subterráneo, tendiendo cada vez más  un humor cafre y bastante negro, la marca personal de Graham Linehan.

Una constante en muchos episodios, eran los esfuerzos de todos por encajar con sus compañeros, digamos que más ‘normales’, como en la siguiente escena en la que intentan confraternizar con alguien hablando de fútbol, deporte del que desconocen hasta si el balón es redondo u ovalado.

En mi caso recuerdo haber visto el piloto y no me llamó demasiado la atención, porque no le pillaba el punto al tipo de humor que querían hacer, demasiado tontorrón al principio. Más adelante gracias a la ferviente recomendación de un amigo británico, le di otra oportunidad, avisado que tenía un inicio flojillo pero que mejoraba a pasos agigantados a cada episodio, en especial en la 2T.

Debo reconocer que mi amigo tenía razón, porque pasado ese bache inicial , los personajes me iban gustando cada vez más, en especial Moss, pero con la entrada del ricachón impresentable de Douglas en la 2T, consiguieron la pieza que les faltaba, para que la maquinaria de la risa funcionara a la perfección, bien engrasada por los guiones que escribía siempre en solitario Graham Linehan, desde el primero hasta el último de la serie.

Con esa evolución, se fue convirtiendo en una de mis comedias británicas favoritas de este siglo, un pelín por debajo de su obra maestra ‘Black Books’ de la que algún día les hablaré, pero la verdad es que conseguía sacarme siempre alguna carcajada sonora, por las situaciones en que se metían los cuatro protagonistas y solo por eso tiene mi absoluta bendición

Los actores:

El irlandés Chris O’Dowd empezó a trabajar en dramas de su país natal como ‘The Clinic’ hasta que fue elegido por su compatriota Linehan, para el papel que iba a cambiar su vida, el del técnico informático irlandés Roy Trenneman, un escaqueado absoluto con una vida social bastante patética a pesar de sus ímprobos esfuerzos para mejorarla que siempre caen en saco roto.

odowdLa carrera de O’Dowd despegó tras esta serie, creando la gran comedia irlandesa ‘Moone Boy’ antes de dar el salto a Hollywood, con papeles en películas tan taquilleras como ‘Bridesmaids’ o en series tan populares como ‘Girls’. En la actualidad aparece en otra serie raruna ‘Get Shorty’.

La imagen indeleble de la serie es sin duda alguna la de Richard Ayoade como el frikigenio informático Moss, con ese peinado afro imposible, junto a su sempiterna camisa a cuadros y su corbata, que parecía que vivía en un universo paralelo al de sus compañeros, al ser capaz de resolver las cosas más complicadas pero atascarse con verdaderas chiquilladas, en una fabulosa interpretación del gran Ayoade.

ayoade

Hijo de nigeriano y noruega, tras estudiar en Cambridge, decidió iniciar una carrera como autor y actor, creando junto a un amigo al personaje de Garth Marenghi, una parodia de las series antológicas de terror. En principio el personaje era teatral, pero pasaron a la televisión gracias a Channel 4 que les encargó una serie, ‘Garth Marenghi’s Darkplace’ una de las marcianadas más brillantes de la historia de la televisión, absolutamente pasada de rosca en todos los sentidos, donde ya sobresalía un joven Matt Berry.

Tras su personaje mas conocido, ha enfocado su carrera hacía la dirección de películas como ‘Submarine’ o ‘The Double’, mientras que en televisión trabaja principalmente como presentador de programas divulgativos o de concursos con un cierto toque friki como ‘Gadget Man’ , ‘Travel Man’ o ‘The Crystal Maze’, en un más que curioso giro a su carrera.

Katherine Parkinson era una oscura actriz secundaria que tenía un papelito regular en la comedia ‘Doc Martin’, cuando fue contactada por su buen amigo Chris O’Dowd, para que se presentara al casting del personaje de la estirada Jen Barber,  porque no conseguían encontrar a la actriz ideal para ese personaje.

En su primera audición Parkinson consiguió el papel que le cambiaría la vida, como la persona que en principio era la más normal del grupo pero que debido a su falta de autoestima y sus inseguridades personales, acababa siendo tan raruna como sus otros dos colegas.

parkinsonSu carrera posterior le ha llevado a aparecer en miniseries como ‘The Honourable Woman’ , ‘In The Club’ o ‘Humans’ en papeles dramáticos, donde demuestra su versatilidad en un tono opuesto al de la comedía alocada que la lanzó a la fama.

Ya hemos comentado que la entrada de Matt Berry como el nuevo e impresentable director de la empresa, fue la pieza que le faltaba a la serie para llegar a la grandeza. Su personaje rompía todos los esquemas directivos de las escuelas de negocio tanto por su inutilidad profesional como por su infumable actitud frente a las mujeres de su firma, como un recalcitrante machista misógino.

berryBerry ha cimentado su carrera gracias a personajes excesivos y totalmente pasados de rosca como su doctor Todd Rivers, en la antes mencionada ‘Garth Marenghi’s Darkplace’, por lo que su amigo Richard Ayoade no dudo en recomendarle cuando buscaban a alguien mas chiflado para dirigir la empresa.

Su carrera ha seguido en otra serie memorable ‘Toast of London’ donde interpretaba a un actor fracasado de tercera fila que se piensa que es Sir Anthony Hopkins y más adelante en ‘House of Fools’ siempre en su tono excéntrico en esta ocasión como un nostálgico setentero, ademas de aparecer incluso en ‘Community’ en su alocada linea habitual.

El final :
La serie iba ganando en popularidad y en calidad a cada temporada, incluyendo varios premios BAFTA para los actores y a la mejor comedia, hasta llegar a su cuarta entrega, donde los gags y las bromas funcionaban como un reloj con capítulos que se han convertido en verdaderos clásicos, como la siguiente parodia de un call-center de atención al cliente.

En principio renovaron la serie para una 5T que debía ser la última tanto por el cansancio acumulado por parte de Graham Linehan, como por los proyectos particulares de todos los actores, muy reclamados en otros proyectos por su repentina popularidad.

En esta ocasión debido a su carga de trabajo, Linehan optó por cambiar su método de trabajo con la instauración de una sala de guionistas, pero el invento no acabó de funcionar y finalmente decidieron declinar la continuidad de la 5T, a cambio de hacer un episodio especial de cierre con una duración doble que diera carpetazo a los personajes a lo grande.

Por problemas de agenda el episodio no se pudo realizar hasta 2013 tres años después del final de la 4T, para cerrar las historias con un final inesperado a lo grande, con nuestros tres protagonistas completando su recorrido personal, desde el momento que Jen entró a hacerse cargo del departamento.

Linehan ha expresado en ocasiones su deseo de hacer alguna especie de secuela basada en el personaje de Douglas Reinholm o incluso en algún personaje puntual como ‘Prime’ que apareció en el que considero el mejor episodio de toda la serie, como un ganador del ‘Cifras y Letras’ británico, pero finalmente  quedó aparcado.

También hubo dos intentos de hacer un remake USA de la serie que no llegaron a buen puerto, pero hace escasamente un mes que anunciarion un nuevo intento de remake USA, pero esta vez con el creador original Graham Linehan al frente de las operaciones, veremos en qué acaba.

Epilogo:
‘The It Crowd’ es una serie que ha tenido bastante popularidad en determinados círculos de nuestro país, donde se ha convertido en una verdadera serie de culto, por lo que estoy seguro que habrán disfrutado recordando esos momentos. Si son amantes de la comedía británica de alta calidad y no la han visto, no duden en aprovechar su suscripción a Netflix y conectarse a los informáticos más divertidos de la historia de la televisión.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Ver Post >
Sobre el autor Lorenzo Mejino
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. Series para gourmets nace con la pretension de ayudar a personalizar su menú televisivo en lo que hace referencia a las series de TV. Analizaremos series actuales, novedades, pequeñas joyas olvidadas y series clásicas dando nuestra opinión personal sobre el nuevo formato de oro del siglo XXI.